10 Errores de los concesionarios de coches durante la atención al cliente

Normalmente y a pesar de todos los esfuerzos que se realizan en las marcas de automóviles, existen una serie de factores que hacen que la visita a un concesionario no sea todo lo satisfactoria que el cliente podría desear.blog errores concesionarios.001

Vamos a destacar varios puntos.

1.- Llegas a un concesionario y nadie está pendiente de quién entra por la puerta.

2.- Normalmente, por fin conectas visualmente con un vendedor, pero ni siquiera se levanta de la silla, ni se acerca amablemente.

3.- Cuando hablas con un vendedor te suele prejuzgar como “no comprador” o al menos el cliente tiene esa sensación, y hay que sacarle la información a trozos, cuando debería ser él el que la ofreciera de forma “torrencial”.

4.- Es muy difícil que te ofrezcan una prueba del vehículo por el que preguntas, cuando es uno de los ganchos y herramientas más potentes que tiene un vendedor. Que no te ofrezcan la prueba de un demo es muy decepcionante. Es como para pensar: “no me lo merezco? Tan mala pinta tengo?

5.- Otro error habitual es no querer saber nada del cliente; como –por ejemplo- saber cuál es su coche actual y cuales ha tenido anteriormente. Se puede descubrir mucho del cliente con algunas preguntas. Conversar. Es bueno querer conversar.

6.- No intentar descubrir qué aficiones nos gusta. Seguro que le puedes prometer que si te compra el coche podrá jugar en el torneo de golf que patrocina la marca o que intentarás conseguirle una entrada para el tenis.

7.- Se crean demasiados silencios. El vendedor, especialmente en la prueba del vehículo, ha de ofrecer un sinfín de información y sobre todo transmitir sensaciones al cliente, que es quien ha de recogerlas y experimentarlas.

8.- Trasmitir la oferta antes de descubrir qué es lo que le apasiona al cliente del vehículo. Error. Hay que saber cuál es su color favorito o si es un apasionado de la música o necesita llevar bicis con frecuencia. Además preguntarle qué color de la tapicería le gustaría tener. Hay que transmitir ilusión.

9.- Cuando se marcha el cliente. Error muy común. NO llamar para preguntar o para ofrecer. Hasta que no te dicen un NO definitivo hay que estar ahí.

10.- No se debería hacer un seguimiento inteligente?. Se puede mantener contacto por e-mail simplemente mandando algunos enlaces a las pruebas realzadas por periodistas de medios prestigiosos y que han probado el vehículo o comparado con la competencia.