Sixt se marca como objetivo convertir a los clientes en sus fans

Con el objetivo de mejorar la experiencia de cliente en las sucursales de Sixt, todos los empleados de las Oficinas Centrales -ubicadas en Palma de Mallorca- han dedicado una jornada de trabajo a realizar un día de mostrador.

Se trata de una acción que la empresa premium de alquiler de vehículos realiza cada año no sólo para mejorar la experiencia de cliente (Customer Excitement Score), también para impresionar a sus clientes hasta el punto de convertirlos en fans de Sixt.

Gracias a “el día de mostrador” todos los empleados de las Oficinas Centrales de Sixt tuvieron la oportunidad de: conocer y empatizar con sus clientes; proponer mejoras para aumentar el índice de satisfacción de los clientes; compartir experiencias con los compañeros, conocerse y valorar sus respectivos trabajos; y también conocer cómo funcionan las sucursales, sus herramientas y procesos operativos.

Estanislao de Mata, Director General de Sixt rent a car: “El objetivo de esta actividad es comprender más a fondo las necesidades de las sucursales e identificar sus puntos fuertes y dificultades en los mostradores para ofrecer el mejor servicio a todas las personas que llegan buscando un vehículo de alquiler”.

“El día de mostrador” ha tenido lugar entre los días 15 de febrero y 15 de abril en la sucursal de Sixt del aeropuerto de Palma de Mallorca.