¿Hay que temer que el resultado de las elecciones Británicas pueda reducir la llegada de turistas a España?

España es un país privilegiado por su ubicación en el Mediterráneo, sus casi 8.000 kilómetros de costa, unas playas cristalinas y su buen clima, que en muchas regiones nos obsequia con 365 días de sol al año. En el panorama de intensa agitación política que caracteriza este 2017, España sigue siendo un destino turístico seguro y estable, dotado de unas infraestructuras de alto nivel. Estas son a mi parecer las principales razones que seguirán motivando el flujo de turistas británicos hacia España y van más allá de decisiones políticas que puedan ser más o menos acertadas. Por otro lado, el mercado británico supone hoy en día casi una cuarta parte del turismo que nos visita y hasta la fecha el poder adquisitivo de los británicos ha jugado a nuestro favor. Desde aquí podemos y debemos contrarrestar posibles pérdidas de afluencia a través de la mejora constante de la marca “España” y ofrecer a quienes nos visitan una experiencia de calidad, a través de un sector profesionalizado y competente que nos diferencie de otros mercados turísticos.

El turismo español es fuerte y su atractivo cada vez toma una mayor importancia. La falta de mayoría absoluta de May no ha de suponer un mayor problema que un Brexit cabalgando hacía su consolidación inmediata. Es más, ésto ha de dar una mayor confianza al turista británico que puede ver en esta tregua una opción más para salir del país y aprovechar lo que aún no ha llegado y que aún es dudoso que pueda llegar. Qué mejor opción que España para un nivel adquisitivo de tipo medio?