SERNAUTO, la Asociación Española de Fabricantes de Equipos y Componentes para Automoción, ha presentado los datos oficiales del sector, correspondientes a 2016, durante el Acto de 50º Aniversario celebrado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

En términos generales, todas las magnitudes han registrado un crecimiento, siendo especialmente significativo en el caso de la inversión en I+D+i en el que se han alcanzado los 1.350 millones de euros, un 12% más que el año anterior. Este incremento es fruto de la apuesta de los fabricantes españoles de equipos y componentes por mantenerse a la vanguardia tecnológica. Se trata de uno de los sectores que más invierte en I+D+i, concretamente, el 4% de su facturación, que es el triple que la media industrial.

La facturación del sector creció en 2016 más de un 6% alcanzando los 34.000 millones de euros, lo que supera la cifra récord de 2007 (33.000 millones). Ello ha sido debido a una mejor situación económica en nuestro país y en Europa —principal destino de nuestras exportaciones—.

Respecto al empleo, los fabricantes de equipos y componentes de España generaron más de 7.000 nuevos puestos de trabajo, llegando a los 212.000 empleos directos. Esto supone un incremento del 3,7% con respecto a 2015. El sector representa más del 10% del empleo industrial en 5 comunidades autónomas. Si se tienen en cuenta los empleos directos e indirectos, la cifra asciende a 343.500 personas.

En 2016, las empresas del sector invirtieron en España casi 2.000 millones de euros para incrementar y mejorar sus capacidades productivas.

El sector de componentes es uno de los sectores que más exporta. Concretamente, en 2016, las exportaciones alcanzaron los 19.500 millones de euros, un 3,2% más que en 2015. Esta cifra supone el 57% de la facturación del sector y más de un 80% si se tienen en cuenta los componentes instalados en los vehículos que son exportados.

De la facturación en el mercado nacional (14.500 millones de euros), 9.600 millones de euros corresponden a la actividad relacionada con la Industria Constructora (un 13% más que en 2015) y 4.900 millones al mercado de recambios (un 6% más que en 2015).

Como destaca María Helena Antolin, presidenta de SERNAUTO, «estas cifras son el resultado de un esfuerzo permanente, de eficiente adaptación a los nuevos retos y demandas de inversión, innovación y liderazgo; en definitiva, de compromiso y saber hacer. Es enormemente satisfactorio que nuestro sector y nuestras empresas se hayan convertido en estratégicas, claves para el desarrollo de España, el crecimiento de la economía y la generación de empleo estable, de calidad y altamente cualificado».

María Helena Antolin añade: «Nuestros componentes, producidos con los más altos estándares de calidad, equipan la mayor parte de los vehículos que producen los fabricantes de vehículos. Llevamos el Made in Spain a todas las carreteras del mundo desde nuestras plantas situadas en los cinco continentes. Somos, por tanto, abanderados de la marca España, y podemos lucirlo con orgullo. Pero obviamente no debemos caer en la auto complacencia. La situación actual del sector es positiva y las perspectivas optimistas, pero siendo siempre conscientes de que es necesario mantener nuestro nivel de competitividad y ser muy innovadores para conservar nuestra diferenciación tecnológica».