La Digitalización del Concesionario es una Prioridad para AMDA

AMDA, la Asociación Madrileña de Distribuidores de Automóviles es una entidad que pretende estar a la vanguardia en cuantos temas sean de interés para la mejora de los servicios que aportan a la industria de la automoción y por tanto a sus clientes.

Google, en uno de sus estudio más recientes, afirma que más del 90% de los clientes que acuden a una concesión de automóviles ha realizado previamente una búsqueda de información en internet y eso ya le ha llevado más o menos a tener predeterminada una decisión de compra. Por tanto, el reto para los concesionarios es cómo estrechar el gap digital” entre el consumidor actual y lo que ocurre en el concesionario.

La Digitalización del Concesionario no es otra cosa que apoyarse en la tecnología y en Internet para trabajar mejor y vender más. Es utilizar todas la herramientas que existen -y las nuevas que han de llegar- para no perder ninguna oportunidad y tener presencia en Internet, generando unas excelentes “relaciones online” para poder llegar a más clientes y generar un mayor tráfico de exposición.

Moisés González, Presidente de AMDA: “En 2016 estaban establecidos en España más de 2.000 concesionarios que emplean directamente a casi 154.000 trabajadores y cuya facturación ascendió a más de 30.500 millones de euros. Las redes de concesionarios son, por tanto, el epicentro de la relación entre las marcas y cliente, y su evolución es clave para la industria. En AMDA somos más de 50 empresas que englobamos a más de 130 concesionarios y que ya visualizamos que en breve dejaremos de ser sólo puntos de venta de vehículos para convertirnos en centros de experiencia. Seremos espacios donde la tecnología tendrá un papel protagonista y contaremos con expertos que ofrecerán una experiencia única a cada cliente”.

La verdadera transformación digital del concesionario reside en las personas que trabajan dentro, en que éstos entiendan los cambios, en las expectativas, en las emociones y en las relaciones que trae consigo. La tecnología es solo un facilitador, el resto y más importante es un excelente atención al público. Lo que va a diferenciar una adaptación al mundo digital exitosa de otra que no, no es la tecnología que se use, sino el valor que aporte el concesionario.

“En concreto, digitalizar procesos como la reserva de cita, la recepción en el taller o el seguimiento de la reparación son ya muy positivamente valorados por los clientes. Además, éstos podrán configurar y ver a través de soluciones de realidad virtual el vehículo que quieren, solicitar pruebas de conducción a domicilio o tramitar la compra en remoto. Para ello, los concesionarios debemos adaptarnos para proporcionar una servicio experiencial y diferente, desde el primer contacto hasta la última intervención”, dice el Presidente de AMDA

volkswagen-1822996_1920