Opinión: Comercializar coches eléctricos, incluyendo coche de alquiler (gasolina) para viajes largos; un buen acuerdo para clientes, concesionarios y empresas de alquiler.

Mario Camacho, consultor de comunicación especializado en movilidad.

Imagina que quieres comprarte un coche eléctrico y que tu estilo de vida te permite el uso diario de tu vehículo eléctrico en el día a día: ir a trabajar, recoger a los niños del colegio, ir al gimnasio o a la compra. Es un vehículo ideal: no gasta, es silencioso, ecológico y se mueve perfecto en el tráfico urbano. ¿Pero qué ocurre cuando quieres salir de fin de semana, irte a la playa, ir a esquiar o visitar a tu familia que está a más de 600 kms de distancia? Pues que te das cuenta que, para esos desplazamientos, un coche eléctrico no te sirve.

Ahora imagina que vas al concesionario donde te pueden vender el coche eléctrico que te gusta, y que cuando te hacen la oferta de precio de tu coche eléctrico te incluyen en la propuesta un acuerdo con un rent a car para que puedas viajar -cuando lo necesites- con un coche de gasolina o diésel. A cambio, el rent a car podría ofrecer tu coche en alquiler mientras tú disfrutas del coche con motor de combustión.

Em mi opinión, la movilidad eléctrica y el rent a car tienen una cita en el corto plazo. En la actualidad, los vehículos eléctricos que se comercializan en España tienen un rango de desplazamiento muy pequeño. Su autonomía, debido a que las baterías aún no son lo suficientemente eficaces, es muy escasa. Aproximadamente podemos hablar de que un coche eléctrico de los más vendidos puede tener una autonomía de 170 kms. Los nuevos que han de llegar van a mejora de forma considerable, entre 300 y 400 Kms. Pero aún así, queda claro que es difícil poder viajar con tu vehículo, siendo el propietario de un coche eléctrico 100%. Por poner un ejemplo, la costa española está a más de 500 kilómetros de distancia para una persona que viva por la zona centro del país. Esa distancia no es asumible para un vehículo eléctrico, aunque encontremos alguna electrolinera por el camino.

¿No sería una buena idea que las marcas que comercializan coches eléctricos llegaran a acuerdos con las empresas de coches de alquiler para poder ofrecer alquileres gratuitos de coches de gasolina o diésel cuando el propietario de un eléctrico tuviera que viajar?. ¿No se podría llegar a una acuerdo para que el rent a car pudiera disponer del coche eléctrico de nuestro cliente y alquilarlo mientras el propietario viaja con el coche de gasolina que ha alquilado?

Empresas como Sixt rent a car, Hertz, Avis o Europcar seguro que estarían felices de llegar a acuerdos con fabricantes como: BMW, Audi, Mercedes, Peugeot, Ford, etc para realizar negocios que redunden en el beneficio de ambas partes y -sobre todo- del cliente.

Creo que con estas alternativas se podría ampliar mucho la venta del V.E. y que el mercado Eco sacaría mucho partido de esta idea o similares, mientras llegan las baterías de gran capacidad que permitan los desplazamientos de más de 700 Kms.