El Circuito del Jarama rinde homenaje a María de Villota, poniendo su nombre a una curva.

El Circuito del Jarama- RACE celebró su 50 Aniversario con una cena de gala en la recta principal del trazado a la que acudieron diversas personalidades del mundo del motor. El presidente del RACE, Carmelo Sanz, expresó su deseo de “hacer otra celebración dentro de 50 años”. El momento emotivo de la noche llegó con el cambio de nombre del último giro del Circuito, la llamada curva del túnel, que desde ayer pasa a denominarse ‘curva María de Villota’.

En septiembre de 2013, el Circuito del Jarama presentó en el túnel de acceso al Circuito el nuevo Plan Jarama 2021, proyecto que fue amadrinado por María de Villota. En este sentido, y en el año del 50 aniversario, el RACE, con su presidente Carmelo Sanz a la cabeza, tomaron la decisión que “si ese espacio fue el lugar de inicio de la nueva era del Circuito y de la que María fue parte, queríamos honrarla con la curva del túnel”.

Su familia, encabezada por su padre, Emilio de Villota, acudió al evento y mostró su agradecimiento en un discurso muy emocionante. “A María le habría encantado  ver  su nombre entre tantos pilotos tan legendarios y que tanto le han dado al mundo del motor. Para ella, además, ésta era la curva más importante del Circuito del Jarama, ya que es la que permite entrar más rápido en la recta y alcanzar la mayor velocidad punta de todo el trazado, algo que es lo que consigue ganar las carreras”.