Entrevista: Timo Buetefisch, CEO y fundador de Cooltra.

Cooltra es una empresa de movilidad que ofrece servicios integrales relacionados con las dos ruedas. Su CEO es Timo Buetefisch, un alemán de Hannover que llegó a Barcelona para estudiar un master en el IESE y que decidió quedarse por mucho tiempo, afincándose en la ciudad.IMG_6707.jpg

Ahora es el máximo responsable y fundador de una empresa innovadora que ya cuenta con más de 350 empleados. Empezó hace ya más de diez años y se ha posicionado como líder a nivel europeo en soluciones de movilidad sobre dos ruedas. Su éxito está basado en la tecnología, la innovación y el talento.

Su objetivo principal es fomentar la movilidad sostenible, por lo que trabajan cada vez más en inculcar a la población, a las grandes compañías y a las administraciones públicas la cultura del vehículo eléctrico como medio de reducir los niveles de contaminación de las ciudades. La compañía dispone de acuerdos con los principales fabricantes de  motos eléctricas como: Govecs, Scutum, Zero y Askoll.

PREGUNTAS

Interview, Motor y Turismo.- Cooltra empezó con 25 vehículos en 2006. ¿Cómo ha sido la evolución de la empresa a nivel nacional e internacional?

Timo Buetefisch. Hemos crecido durante los primeros 7 años en España, desarrollando nuestra actividad con Barcelona como punto de partida. Después hemos abierto en Italia, luego en Francia y ahora en Portugal. Estamos en cuatro países. Somos Cooltra Motos en España y en el resto hemos creado empresas independientes, pero 100% participadas. Nuestro éxito ha sido muy rápido y ya contamos con un volumen de más de 11.000 motos, teniendo nuestro negocio diversificado en diferentes áreas: alquileres a particulares, soluciones para empresas y el motosharing por minutos de motos eléctricas en las ciudades.

¿Cuáles han sido las principales decisiones que han marcado el éxito de la compañía en estos 11 años.

La decisión más importante ha sido situarnos en un nicho de mercado donde no hay una empresa parecida a la nuestra, diferenciándonos mucho de cualquier otro competidor y que nos hemos desarrollado de una manera en la que no somos sólo una empresa que alquila motos a corto plazo. Nos hemos convertido en una empresa de soluciones de movilidad sobre dos ruedas. Ahora ofrecemos servicios no sólo al sector turístico, sino que también damos servicios a empresas. Hemos ampliado muchísimo los servicios que damos al cliente.

Actualmente cuál es el parque de motos de Cooltra en España? ¿Y fuera de España?

Tenemos 9.000 motos en España y el resto, en otros países, unas 3.000 más.

 En cuanto al negocio de Cooltra, ¿en qué países está desarrollado su actividad y en qué zonas turísticas se desenvuelve mejor, con una mayor acogida.

Teniendo en cuenta que el turismo no es nuestro negocio principal, buscamos mercados como Madrid, Barcelona, Roma o París donde hay todos los segmentos con los que trabajar. En estas ciudades puedes alquilar tanto al turista como al cliente profesional y al residencial.

 Son motos de gasolina y 125cc. ¿Hay diferentes marcas a disposición? ¿cuáles son los modelos utilizados y cuáles son los más demandados.

La mayoría sí, son motos de 125cc y gasolina. Pero, estamos muy diversificados. Tenemos 2.500 motos eléctricas, tenemos también motos de gasolina de 50cc y de 400 cc o incluso de 1.000 cc, que son las que ofrecemos al segmento profesional dentro de nuestro programa de alquiler a largo plazo.

En este segmento podemos ofrecer la moto que el cliente quiera: BMW, Zero Motorcycles, Yamaha XMAX. Por ejemplo, una parte importante de nuestros clientes lo forman los cuerpos policiales y de seguridad. Cada vez son más los entes públicos que apuestan por la externalización de su flota. De esta manera pueden contar con una flota 100% actualizada y en óptimas condiciones con la tranquilidad de saber que, ante cualquier imprevisto, siempre tendrán el sostén de Cooltra. Este tipo de cliente demanda una moto más potente tipo Honda Paneuropean, BMW C Evolution (100% eléctrica), etc. Pero si hablamos de un turista, se conforma con una moto más pequeña de tipo 50 cc o de 125 cc.

¿Cada cuánto tiempo se renueva la flota? Existen contratos de recompra con las marcas?

La renovación depende del modelo y de los kilómetros. No es algo fijo. En el caso del alquiler a largo plazo depende del cliente y de los kilómetros que haga al año. Todo depende de los kilómetros. No contamos con contratos de recompra por parte de las marcas, no es una necesidad para nosotros. Cooltra tiene sus propios canales de venta para las motos que dejan de formar parte de la flota.

¿Existen oficinas o tiendas franquiciadas o todos los puntos de alquiler de la red de Cooltra son propios?

En estos momentos todas las tiendas de alquiler son todas propias. Y en el futuro, para crecer en otros países, estamos desarrollando la opción de franquiciar, pero aún no está en marcha.

¿Cómo se define e-cooltra?DSC03161

e-Cooltra es “motosharing”. Somos un servicio de movilidad dirigido a los residentes de una ciudad que a través de una aplicación tiene acceso a una flota grande de motos respetuosas con el medio ambiente. Y es un sistema de free-float, donde la moto está aparcada dentro del centro de la ciudad y pagas sólo por minutos de uso.

¿Cómo surge la idea de crear el Motosharing para las ciudades?

e-Cooltra está inspirada por los carsharing de estilo “CartoGo” (Mercedes-Benz) “Drivenow” (Sixt-BMW) que existen ya en automóviles desde hace varios años. Nos gustó la idea de tener acceso a un vehículo en cualquier momento y poder disponer de él cuando lo necesites. Es una tendencia muy actual que no hace necesario tener un vehículo en propiedad.

¿Cómo fue el proceso de escoger la moto eléctrica ideal para e-cooltra, cuál fue la elegida y por qué?

En estos momentos trabajamos con una marca alemana que se llama Govecs. La escogimos por que es el fabricante más reconocido en todo el mundo en materia de motos eléctricas. Tienen la mejor fábrica, muchos años de experiencia y es una muy buena moto sólida y fiable.

¿Se plantean dar el paso para hacer una moto propia, con su propia marca?

No, somos una empresa de servicios de movilidad. Somos una empresa muy enfocada a los servicios de renting en movilidad de dos ruedas y no es nuestro objetivo desarrollar nuestro propio vehículo.

¿Cuál es el peso del turismo en el negocio de e-Cooltra?

Nada, cero. El cliente es una cliente residencial.

¿Cada cuánto tiempo se renuevan estas motos?

Depende de los kilómetros de la moto. 40.000 kilómetros o 50.000 es el rango en el que se pone en marcha el proceso de renovación.

¿Cuál es la autonomía de las motos y cómo se soluciona la logística de la recarga?

La autonomía de la batería de estas motos Govecs es de 40 kilómetros. Y la recarga la solucionamos con equipos nuestros que se desplazan en furgonetas también eléctricas, recogen las baterías y las llevan a un punto de recarga en cada ciudad. Es un trabajo continuo que se efectúa durante todo el día.

¿Cómo va en estos momentos la instalación de e-cooltra en Madrid y otras ciudades fuera de Cataluña?

Hemos empezado justo este año y tenemos 280 motos en Madrid. Pero ya estamos también en Lisboa y Roma. Nos hemos establecido en cuatro ciudades desde que empezamos en Barcelona con e-Cooltra el año pasado.

¿Cómo fue el proceso de búsqueda de proveedor del desarrollo de la app y su posterior puesta en marcha. Cuanto tiempo llevó?

La planificación comenzó hace tres años, pero el desarrollo de la app ha durado uno. Es un proceso industrial muy complejo en el que tienes que tener en cuenta los componentes tecnológicos del sistema de comunicaciones en cada moto. Una tecnología innovadora que luego se ha de homologar. Las motos llevan una caja de comunicación, sensores y cableado muy específico, lo que nos permite que las motos no necesiten llave para funcionar, indiquen su posición y otra serie de datos para que se pueda operar sólo con la app del Smartphone.

¿Existe picaresca entre los usuarios del servicio?

Sí, mucho. Tenemos de todo, desde vandalismos hasta gente que va a parkings privados y oculta la moto. También hay mucho robo de cascos, disponibles por cortesía en cada uno de los vehículos.

¿Dónde puede el cliente aparcar su moto?

Es un vehículo privado entonces se puede aparcar en cualquier sitio que esté permitido para una moto. En el caso de las aceras es posible hacerlo, como por ejemplo Madrid, donde sí está admitido esta práctica para las motos. Igual que en Barcelona, lo que es muy cómodo para el usuario que puede aparcar con mucha facilidad.

¿Los servicios de alquiler de Car-sharing son competencia del moto-sharing? ¿O son compatibles?

Claro que sí, somos 100% compatibles. e-Cooltra es un servicio que se complementa perfectamente con otros servicios de movilidad: Taxi, Cabify, con el Sharing de Bicis, con el Sharing de coches, con todas estas ofertas.

Somos compatibles, por la mañana puedes ir en una de nuestras motos a una reunión de trabajo y por la tarde puedes irte de compras en un servicio de carsharing que te permita transportar los paquetes que has comprado. Depende de la necesidad, un servicio u otro tiene sus ventajas para cada momento.

¿Los usuarios se sienten incómodos con un vehículos tan silenciosos como la moto eléctrica?

Al contrario. La gente, nuestros clientes, están encantados. Nosotros sólo tenemos feedbacks positivos sobre las motos eléctricas. Que sean tan silenciosas es un punto a favor más. La gente cada vez está más concienciada de que el aire que estamos respirando en la ciudad es de muy mala calidad. Y nuestros servicios se perciben como una aportación para mejorar el aire, es un win-win total.

El precio de e-Cooltra es 24 céntimos el minuto –más caro que el carsharing-: ¿es un precio a revisar?

Sí es cierto, pero la gente tiene que mirar el precio por viaje, no el coste por minuto porque en el coche pasas mucho más tiempo. Tienes que comparar el precio del viaje, cuánto pagas por el desplazamiento. En el coche tardas mucho más. La moto es más rápida, con lo que llegas antes a tu destino y además tardas menos en aparcar, tienes la seguridad de que encuentras parking. Por lo tanto, tu viaje en moto te ha llevado menos minutos, que es al final por lo que vas a pagar.