Continental avanza con el vehículo de demostración “CUbE” el desarrollo de tecnologías para vehículos sin conductor

Cada vez más personas se mudan a las ciudades. Según un estudio de la ONU de 2014, dos tercios de la población mundial vivirá en ciudades en 2050 – y también conducirán sus coches allí. Sin embargo, tal vez sería más exacto decir que van a tratar de conducir sus coches allí, porque las estadísticas mundiales de atascos de tráfico nos dicen que la “movilidad” individual en las ciudades será severamente restringida. La velocidad media actual en Londres, por ejemplo, fue de sólo 7,8 millas por hora en 2016. Los accidentes, las emisiones, la pérdida de tiempo, los notorios problemas de estacionamiento y el estrés son las consecuencias siempre presentes de esta concentración de tráfico en las áreas urbanas y del hecho de que las megaciudades del mundo están creciendo, esta es una de las razones por las que la movilidad futura está evolucionando radicalmente. La empresa tecnológica Continental utiliza su experiencia corporativa en automatización, nuevos conceptos de movilidad y electrificación para desarrollar soluciones para el transporte urbano del futuro y para una mejor calidad de vida en las ciudades.

“El futuro de la movilidad individual en las ciudades es autónomo y eléctrico, y pasará a formar parte de la economía compartida”, dice Frank Jourdan, miembro de la Junta Ejecutiva de Continental AG y presidente de la Junta Directiva de Chasis y Seguridad. “Esta es la razón por la que estamos desarrollando soluciones entre divisiones para robot-taxistas sin conductor – y comenzaremos con pruebas prácticas este año. Continental tiene por lo tanto acceso a una cartera de productos casi completa de sus propios sensores, actuadores, unidades de control y tecnología de comunicaciones y redes”.

Según un estudio de la empresa de consultoría Roland Berger, los vehículos sin conductor representarán alrededor de un cuarto de los servicios de transporte para el año 2030 – y esta posible revolución en el mundo de la industria automotriz fue un claro motivo para Continental para iniciar una corporación amplia Proyecto de desarrollo denominado “Self-Driving Car”.

Movilidad sin conductor: autónomo – electrificada – y compartida

Continental ha construido un vehículo de demostración para permitir la movilidad sin conductor, especialmente en las ciudades. El vehículo, denominado CUbE (Experiencia de Movilidad Urbana Continental), iniciará sus pruebas en la ubicación de Continental en Fráncfort, que contiene una infraestructura típica de la ciudad, como letreros, cruces, peatones y banquetas, proporcionando condiciones óptimas para una ruta compleja y por lo tanto realista. Muchos aspectos de la tecnología utilizada en el vehículo se basan en los sistemas de asistencia al conductor y sensores que ya están instalados en los actuales vehículos de producción en serie, pero también se utilizan nuevas tecnologías, como el sensor láser. Basándose en esta experiencia, estos sistemas serán desarrollados para controlar el vehículo de forma completamente autónoma. “Los ensayos se utilizarán para identificar todos los requisitos técnicos esenciales que permitan un transporte de pasajeros seguro y sin conductor en las zonas urbanas”, dice el Dr. Andree Hohm, Jefe del proyecto Autocontrol en Continental. “Esto nos ayuda a encontrar respuestas a preguntas acerca de nuestra estrategia de producto y a entregar tecnología líder para la movilidad individual en el futuro, incluyendo sistemas sin conductor”.

Gracias a CUbE, Continental está entre los pioneros en la tecnología crucial para robot-taxis. “En los últimos meses, el tema se ha convertido realmente en el centro de atención”, dice Jourdan. “Esto nos dice que hemos elegido exactamente el momento adecuado para nuestros enfoques audaces a las pruebas prácticas, lo que nos permite allanar el camino hacia el futuro.” Los vehículos sin conductor utilizarán un gran número de tecnologías con las que Continental tiene una vasta experiencia – de sensores y unidades de control a algoritmos de software, sistemas de frenado y tecnologías de propulsión. 

Nuevas soluciones para nuevos retos

“Entre los muchos temas prácticos que estamos explorando actualmente están el diseño adecuado de sistemas de frenos redundantes y la composición óptima de la plataforma de sensores para un robot-taxi”, dice Hohm. Hohm está convencido de que los robot-taxis ofrecen una solución inteligente para afrontar los desafíos de la movilidad urbana para las ciudades que cada vez se están ahogando en la forma actual de transporte privado. “Es mucho más inteligente operar vehículos sin conductor lo más a menudo posible, que tener innumerables coches privados que a menudo están en una parada hasta un promedio de 23 horas al día ocupando espacio valioso – y ese espacio que podría ser utilizado para parques y sitios de recreo. ”

En Berlín, por ejemplo, aproximadamente 3,5 millones de ciudadanos pasan un promedio de 70 minutos diarios de tráfico, lo que incluye todos los modos de transporte utilizados, incluido el transporte público. En la vida cotidiana de Berlín, el coche es simplemente un vehículo de corta distancia poco utilizado, que está estacionado la mayor parte del tiempo. Durante un viaje, un promedio de 1.3 personas se sienta en el coche. La distancia media diaria recorrida por un ciudadano de Berlín en tráfico – distribuida en un promedio de tres viajes al día – es un total de 20,2 kilómetros. Los robot-taxis de guardia sin conductor serían una solución ideal para este comportamiento de movilidad, si el resultado fuera mucho menos tráfico individual en la ciudad. 

Robot-taxis y coches del futuro se convierten en un impulso de bienestar

La tendencia hacia vehículos autónomos o sin conductor tendrá impactos significativos en el interior del vehículo. “Los coches serán mucho más que un medio de transporte en el futuro. El enfoque se desplazará más hacia la privacidad, la relajación, la comunicación y el trabajo. El propósito del interior será por lo tanto diferente en el futuro. La gente en el coche va a hacer cosas distintas que conducirlo “, dice el Dr. Alexander Jockisch, jefe de desarrollo de negocios y marketing de materiales de superficie en la división ContiTech de Continental. La consecuencia de esto será que la creatividad y la innovación de los diseñadores, ingenieros y estilistas serán una mayor demanda en el futuro. Las grandes oportunidades para el material interior surgen como resultado de sus opciones de personalización, su libertad de diseño, la variedad de diseños de color y la capacidad de integrar funciones, por ejemplo, la integración de luz con superficies translúcidas.

Mientras que los compartimentos de pasajeros de hoy están dominados, por ejemplo, por la necesidad de que el volante y el cuadro de instrumentos se configuren lo más funcionalmente posible, en los futuros estos serán consideraciones cada vez menos importantes. En consecuencia, se hará mayor hincapié en la comodidad y en el compartimiento de pasajeros. Y los materiales interiores de Continental seguirán teniendo un papel que desempeñar en transmitir estos sentimientos a los ocupantes. “Nuestras láminas y materiales de tapicería ofrecen una estética mejorada, con una mayor durabilidad”, enfatiza Jockisch. En su gama Eco, Continental también satisface los requisitos para interiores respetuosos con el medio ambiente, de baja emisión, saludables y amigables con el medo ambiente. Los clientes también requieren que las superficies sean resistentes a los arañazos y las manchas así como fáciles de limpiar. Estas propiedades protegen de manera fiable las superficies contra signos desagradables de desgaste y aseguran que la sensación de nuevo coche y el sentido de comodidad se conserven el mayor tiempo posible.

Continental también demostrará el CUbE durante el Salón Internacional del Automóvil, IAA en Frankfurt / Main (Pabellón 5.1, Stand A07 / A08).