Estreno europeo en el Salón de Frankfurt del prototipo ŠKODA VISION E

En el marco del IAA (12-24 septiembre), ŠKODA presentará su primer prototipo puramente eléctrico, capaz de ser pilotado de forma autónoma en nivel 3 – el ŠKODA VISION E. El diseño ha sido desarrollado una vez más tras el estreno mundial en Shanghai. El estudio va un paso más allá en el futuro digital y se convierte en pionero de la conectividad. Las características de diseño más atractivas son la ausencia de un pilar B y las puertas de apertura opuesta. Típicos de ŠKODA son detalles como la generosa cantidad de espacio, los modernos sistemas de asistencia y numerosas soluciones ‘Simply Clever’.

El diseño del estudio VISION E refleja características distintivas del nuevo lenguaje de diseño ŠKODA para vehículos eléctricos. Las puertas de apertura opuesta y cuatro asientos giratorios individuales son sorprendentes. Los espejos retrovisores son cosa del pasado – cámaras de relé muestran todo lo que está sucediendo alrededor del coche en las pantallas. El VISIÓN E abandona deliberadamente el pilar B en favor de una sensación aún más generosa de espacio. En comparación con el vehículo del estreno mundial en Shanghai, la parte frontal se ha desarrollado más y ahora posee todavía más carácter.

Con el VISION E, ŠKODA está dando un gran paso en el futuro digital. El primer prototipo eléctrico para conducción autónoma de la historia de la compañía muestra un nuevo nivel de conectividad. Además de la pantalla del panel de mandos y de la pantalla táctil central, que permite al conductor y al pasajero delantero leer y operar siguiendo todas las funciones y servicios de ŠKODA Connect, cada ocupante tiene su propia pantalla a su disposición. A través de las pantallas táctiles se pueden utilizar numerosos detalles como datos del vehículo y entretenimiento. Un Phonebox que carga los smartphones inductivamente se integra en cada puerta. Al mismo tiempo, la caja sirve como una interfaz que permite a los pasajeros acceder a los ajustes personales, datos e información de sus dispositivos móviles convenientemente en las pantallas táctiles individuales.

Muchas otras características señalan que el futuro ya está aquí. Los sistemas de información y entretenimiento se pueden utilizar con controles de voz y gestos, por ejemplo. Las cámaras que monitorean al conductor todo el tiempo que comprueban y alertan de su estado físico usando Eye Tracking. El sistema de Alerta del Conductor advierte ante el cansancio del conductor. El VISION E incluso viene con un doctor digital: el monitor de frecuencia cardíaca ralentiza el vehículo automáticamente, si el conductor experimenta cualquier problema de salud. Al igual que en muchos modelos de producción de ŠKODA, los ocupantes del VISION E están por supuesto ‘siempre en línea’ gracias a un hotspot Wi-Fi y un módulo LTE.

COMUNICADO DE PRENSA Página 2 de 2

Con una longitud de 4.668 mm, una anchura de 1.924 mm y una altura de 1.591 mm, el VISION E rezuma gran presencia. Debido a la larga distancia entre ejes de 2.851 mm y los cortos salientes delanteros y traseros, los técnicos fueron capaces de crear – como es habitual en un ŠKODA – un interior muy generoso y cómodo. Debido al concepto, no hay túnel de transmisión que crea la típica cantidad generosa de espacio en la parte delantera y trasera de los vehículos de la marca.

Los motores eléctricos con una potencia total de 225 kW (306 CV) accionan las cuatro ruedas del concept car. La autonomía de hasta 500 km y la velocidad máxima de 180 km / h son impresionantes. La VISION E permite una conducción autónoma a nivel 3. En las autopistas, el sistema de piloto automático permite que el prototipo acelere, conduzca, frene y evite obstáculos de forma autónoma. El piloto automático de aparcamiento encuentra plazas libres y dirige el vehículo automáticamente. El VISION E se carga por inducción.