TYRE BARRIER, alternativa sostenible a los guardarraíles metálicos, seleccionada en la IX Edición de los premios JES de la Universidad Europea

Tyre Barrier nace en Gijón fruto de la investigación de un producto en desuso con grado alto de contaminación, el neumático, y una problemática aún sin resolver, la mortalidad vial. Partiendo de esta idea, la solución que propone es una barrera de contención modular, diseñada siguiendo el concepto de biomímesis y fabricada con granulado de neumático, que elimina la amenaza que suponen los actuales guardarraíles metálicos de las carreteras para los usuarios de vehículos de dos ruedas.  Su innovación reside así en que supone una solución global para el problema de la siniestralidad en carreteras.

Tal y como explica Sandra González, “se trata de un diseño modular constituido por una única pieza y fabricado con granulado de neumático que se ensambla entre sí para formar una barrera”. González, hace hincapié también en cómo el neumático tiene propiedades absorbentes de elasticidad y flexibilidad, lo que hace que “puedan aplicarse a productos expuestos a fuertes impactos” y recuerda que Tyre Barrier produce “un balance medioambiental positivo, ya que los neumáticos son productos muy contaminantes”, de manera que permite “salvar vidas ayudando al planeta”.

Sandra González (1993) es miembro del equipo creador de este proyecto, cuyo propósito es  salvar vidas ayudando al planeta. Con un perfil mayoritariamente técnico, debido a su formación científica, y a la vez artístico y creativo, ha trabajado como diseñadora industrial, gráfica, global y de interiores en diferentes estudios de diseño de producto, gráfico, web y de interiorismo, tanto en España como en Portugal. Además, ha puesto en marcha varios proyectos premiados a nivel regional, nacional e internacional; una trayectoria emprendedora que le ha permitido adquirir una amplia visión sobre el mundo empresarial y las relaciones comerciales.