Range Rover Sport: Primer cero emisiones híbrido enchufable de Land Rover

La tecnología ha transformado el nuevo Range Rover Sport, que cuenta a partir de ahora con un modelo híbrido enchufable dotado de un motor eléctrico y otro de gasolina.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además de la llegada de las eficientes versiones dotadas con motores híbridos enchufables, la familia Range Rover Sport se renueva con un diseño mejorado y pone al servicio del cliente nuevas tecnologías. El buque insignia, el SVR ahora ofrece 575 CV de potencia, lo que le convierte en el Range Rover más rápido y potente que ha existido hasta la fecha. Este SUV se ha llevado a otro nivel de capacidad dinámica, con un atractivo sin igual.

El nuevo Range Rover Sport es a la vez el primer modelo eléctrico híbrido enchufable de Jaguar Land Rover. El nuevo modelo hibrido P400e ofrece un rendimiento sostenible al combinar un motor de gasolina Ingenium 2.0 de cuatro cilindros con 300 CV (221 kW) con un motor eléctrico de 116 CV (85 kW). Los 404 CV (297 kW) de potencia total disponibles[1] (disponibles a través del sistema de tracción a las cuatro ruedas fijo) permiten pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 6,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 220 km/h. Con un impresionante par motor de 640 Nm, los nuevos motores mezclan dinamismo y un rendimiento sostenible con el refinamiento, la comodidad y la capacidad tradicionales de Land Rover.

Gracias a su motor electrificado, el Range Rover Sport P400e solamente emite 64 g/km según el ciclo combinado NEDC y ofrece una autonomía en funcionamiento completamente eléctrico de hasta 51 km sin que funcione el motor de gasolina. Por primera vez, los clientes de Land Rover pueden disfrutar de un exclusivo todoterreno casi silencioso, con cero emisiones y con unas capacidades todoterreno extraordinarias, así como de la entrada a zonas con restricciones por la calidad del aire, incluyendo la mayoría de zonas con peaje por congestión.

Además los conductores pueden escoger, entre dos modos de conducción, el que más se ajuste a sus necesidades:

  1. Modo Parallel Hybrid (el modo de conducción predeterminado): combina la conducción utilizando ambos motores, el de gasolina y el eléctrico. El conductor puede optimizar la carga de la batería o el ahorro de combustible utilizando una de las dos funciones de gestión de la carga:
    • Función SAVE: evita que la carga de la batería sea inferior a un nivel seleccionado con anterioridad.
    • Función Predictive Energy Optimisation (PEO): la introducción de un destino en el sistema de navegación activa el sistema, el cual usa datos de altitud integrados en el GPS para la ruta seleccionada para combinar de forma inteligente el motor eléctrico y el motor de gasolina y mejorar así el ahorro de combustible.
  2. Modo EV (Vehículo eléctrico): permite que el vehículo funcione exclusivamente con el motor eléctrico usando la energía almacenada en la batería, la solución ideal para trayectos silenciosos y sin emisiones.

La tecnología Land Rover’s Terrain Response 2 tiene una calibración única para distribuir de forma inteligente y precisa el par del motor eléctrico -que por su condición no tiene velocidad ultralenta y par máximo desde cero rpm- a las cuatro ruedas. Esto proporciona un control más amplio durante las maniobras todoterreno a baja velocidad, lo que refuerza el abanico de extraordinarias cualidades del Range Rover Sport.

Una batería de iones de litio de alto voltaje de 13,1 kWh alimenta el motor eléctrico. Los ingenieros de Land Rover han alcanzado una configuración que aprovecha al máximo el espacio interior y ofrece una distribución ideal del peso. El motor de gasolina Ingenium 2.0 está instalado en sentido longitudinal y el motor eléctrico de 85 kW va alojado en la transmisión automática ZF de ocho velocidades situada en el centro del vehículo, junto con el cargador de a bordo de 7 kW. El punto de acceso del cable se encuentra en la parte delantera del vehículo, mientras que la batería de iones de litio con celdas prismáticas está instalada en la parte trasera, debajo del suelo del maletero.

Cuando se requiera una carga rápida, se puede conseguir una carga completa en casa en tan solo 2 horas 45 minutos utilizando un punto de carga específico de 32 amp. La batería se puede cargar por completo en 7 horas 30 minutos utilizando el cable de carga de casa de 10 amp que se ofrece como equipamiento de serie.

 

Se ha mejorado la conectividad del vehículo con hasta 14 puntos de carga, incluyendo un enchufe doméstico para recargar los ordenadores portátiles y otros dispositivos. La introducción de la Jaguar Land Rover Activity Key también proporciona nuevos niveles de conveniencia al Range Rover Sport. Permite a los clientes bloquear y desbloquear su vehículo sin tener que llevar una llave (ideal para cuando disfrute de actividades al aire libre).