Toshiba desarrolla una batería con autonomía de 320 kms con un tiempo de recarga de 6 minutos.

Toshiba, líder de la industria en tecnología de baterías de iones de litio, anunció hoy el desarrollo de su próxima generación de baterías, que utiliza un nuevo material para duplicar la capacidad del ánodo de la batería. La nueva batería ofrece una alta densidad de energía y la recarga ultra rápida necesaria para su aplicación en automóviles, y poder conseguir un vehículo eléctrico compacto (EV) con una autonomía de 320 km después de sólo seis minutos de recarga ultra-rápida.

Toshiba lanzó una batería de iones de litio de carga rápida y duradera, de larga duración, en 2008. Desde entonces, la compañía ha perfeccionado constantemente la tecnología y ha mejorado el rendimiento del mundo real. Para su próxima generación de baterías, Toshiba ha desarrollado un material de ánodo de óxido de niobio de titanio que tiene el doble de la capacidad de almacenamiento de litio en volumen de los ánodos a base de grafito utilizados generalmente en baterías de iones de litio. La nueva batería también ofrece alta densidad de energía y características de recarga ultra-rápidas, y su ánodo de óxido de niobio de titanio es mucho menos probable que experimente deposición de metal de litio durante la recarga o recarga ultra rápida en condiciones frías, una causa de degradación de la batería. La  actual batería de Toshiba emplea un ánodo de óxido de titanio y litio, y es conocido por excelentes características operativas en cuanto a seguridad, larga vida y carga rápida.  La alta densidad de energía de la batería, y su rápida recarga, supone una importante contribución para mejorar la comodidad y promover la popularización del vehículo eléctrico.  

El ánodo de la próxima generación de baterías, realizado a través de este enfoque tiene el doble de la capacidad del ánodo de las actuales baterías de iones de litio.

Las pruebas realizadas con un prototipo 50Ah de la nueva batería han confirmado que conserva el ciclo de vida de recarga a largo plazo, la operatividad a baja temperatura, la seguridad y las rápidas características de recarga de la actual batería. La densidad de energía por volumen de la batería es el doble que la actual. La próxima generación mantendrá más del 90% de su capacidad inicial después de haber sido sometido a 5.000 ciclos de carga / descarga, y la recarga ultra rápida puede hacerse en condiciones de frío, con temperaturas de hasta 10 ° C, en sólo diez minutos.