Vídeo: Volkswagen vuelve a Pikes Peak, pero en modo eléctrico.

Hacer la subida a Likes Peak es una de las actividades más emocionantes que he tenido el placer de hacer. Lo hice en un Porsche Cayenne Turbo y me acompañaba uno de los grandes campeones -ya retirado- de la prueba y que velaba por mi seguridad. En aquella época, los temerarios pilotos se jugaban la vida en una polvareda de tierra y sin quitamiedos que les protegieran de una caída abismal. La altura es tanta, que cuando llegas arriba y te bajas del vehículo te cuesta respirar. Andar unos metros es una experiencia agónica.

La ascensión de Pikes Peak es una de las pruebas más famosas del mundo. Supone un reto enorme y, por lo tanto, una excelente ocasión para demostrar las capacidades de las nuevas tecnologías.

Volkswagen quiere competir ahora con un vehículo eléctrico que va a desarrollar para la ocasión y estará equipado con innovadoras tecnologías de baterías y propulsión.

El vehículo está siendo desarrollado por Volkswagen Motorsport en estrecha colaboración con el departamento de Desarrollo Técnico, en Wolfsburg. “La carrera de Pikes Peak es un nuevo comienzo para nosotros. Estamos desarrollando, por primera vez, un vehículo de competición completamente eléctrico”, dijo Sven Smeets, director de Volkswagen Motorsport. “El proyecto es un hito importante para la nueva dirección adoptada en el ámbito de los deportes de motor. Nuestro equipo está altamente motivado ante este increíble reto”. Volkswagen Motorsport participó en la carrera de montaña de Pikes Peak por última vez en 1987, y lo hizo con un espectacular Golf bimotor que por poco no logró alcanzar la meta. “Este es el mejor momento para volver”, dijo Smeets.

La prueba Pikes Peak International Hill Climb – a la que los expertos llaman “Carrera hacia las nubes” – se disputa desde 1916 en las Montañas Rocosas, cerca de Colorado Springs. El circuito tiene una longitud de 19,99 kilómetros y un desnivel de 1.440 metros hasta la meta, que se encuentra a 4.300 metros sobre el nivel del mar. El récord actual en la categoría de prototipos eléctricos es de 8 minutos y 57,118 segundos, que logró el piloto estadounidense Rhys Millen (e0 PP100) en 2016.