El nuevo I-PACE tendrá carga rápida de menos de 45 minutos.

El I-PACE, el modelo totalmente eléctrico de Jaguar, promete carga rápida y un rendimiento vertiginoso en su salida al mercado el próximo 1 de marzo. A la capacidad de carga en menos de 45 minutos* se unen el rendimiento de un deportivo y la funcionalidad de un SUV para conseguir un vehículo perfecto para el día a día, ya sea para llevar a los niños al colegio, ir a trabajar o incluso enfrentarse a temperaturas bajo cero.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Tras superar las más rigurosas pruebas sobre diferentes superficies y a temperaturas extremas, el nuevo I-PACE ha logrado salir victorioso del Ártico en el centro de pruebas en clima frío de Jaguar Land Rover, situadas en Arjeplog (Suecia), donde se ha enfrentado a temperaturas de hasta -40 °C.

Tony Westerlund, un cliente potencial sueco, hizo preguntas muy interesantes sobre cómo sería vivir con un I-PACE en condiciones árticas, en concreto sobre la estabilidad y la tracción con hielo y nieve. Para contestar a sus preguntas, los ingenieros de Jaguar lo invitaron a Arjeplog para conducir el vehículo por primera vez y ser testigo de las pruebas a las que se le está sometiendo para garantizar su rendimiento en condiciones extremas.

“El I-PACE no solo se carga tan rápido que nuestros clientes pueden hacer con él una vida normal, sino que también ofrece un elevado rendimiento y prestaciones deportivas en diferentes condiciones y climas extremos. En combinación con las credenciales de versatilidad que caracterizan a nuestra reconocida familia PACE, este SUV eléctrico de altas prestaciones no tendrá rival”. Ian Hoban, Vehicle Line Director de Jaguar.

Los clientes podrán usar la red eléctrica para preparar la batería del vehículo y la temperatura del habitáculo antes de un viaje. Al preacondicionar el vehículo se garantiza el nivel máximo de autonomía, rendimiento y confort aunque haga un frío gélido o un calor abrasador. La configuración de las horas preferidas de carga y la programación de preacondicionamiento pueden definirse en el sistema InControl o a través de la app móvil Remote, y resulta tan sencillo como poner una alarma.