Peugeot dispone de una completa gama de patinetes y bicicletas eléctricos para entornos urbanos

Conexiones aéreas con aviones cada vez más veloces, trenes de alta velocidad, autopistas y autovías, proyectos de ferrocarril supersónico… las grandes urbes van acercándose cada vez más gracias a alternativas de transporte que van ganando en rapidez y tecnología. Sin embargo, en el centro de esas mismas ciudades, la historia es totalmente la contraria: un tráfico cada vez más colapsado que aumenta el tiempo de los trayectos. Por ejemplo, se calcula que, actualmente, un autobús parisino recorre las calles de la capital francesa a exactamente la misma velocidad media que lo hacían los ómnibus tirados por caballos hace más de un siglo.

Para enfrentarse con éxito a este difícil último kilómetro en ciudad, Peugeot ha echado mano de su experiencia centenaria en vehículos de dos ruedas y del ingenio de los creativos del Peugeot Design Lab para desarrollar una gama de bicicletas y patinetes eléctricos especialmente pensados para ser transportados y recargados en los maleteros de sus vehículos. De este modo, es posible aparcar un vehículo en la periferia de la ciudad, sin problemas de espacio o parquímetros, y recorrer, rápida y cómodamente la distancia que lo separa del destino final del trayecto, en el centro. Todo ello de una forma cómoda, ecológica y “trendy”.

Desarrollado conjuntamente por el Peugeot Design Lab y Micro, el patinete eléctrico e-Kick ofrece una experiencia de uso activa, flexible y sencilla. Se adapta como un guante a las circunstacias y a los deseos de sus usuarios. Su dispositivo de asistencia eléctrica “Motion Control”, desarrollado por Micro ofrece una autonomía de 12 kilómetros y permite desplazamientos con velocidades de hasta 25 Km/h. Para una mayor seguridad, incorpora, además del freno clásico, un freno motor que, además, recarga la batería.

Su manillar, creado por el Peugeot Design Lab, conjuga estética y sentido práctico. Sus mecanismos permiten un plegado fácil en unos segundos, además de permitir su transporte utilizando la rueda delantera, para que no sea necesario cargar con el e-Kick.

Una “dockstation” permite guardar el e-Kick en el maletero los SUV Peugeot 3008 y 5008, además de asegurar la recarga de la batería en cuanto el vehículo se pone en marcha. En casa, en el trabajo o de compras, el dispositivo puede recargarse en aproximadamente una hora, con una toma de corriente clásica.

El e-Kick puede adquirirse por 1.000 euros, como accesorio del Peugeot 3008 o el Peugeot 5008.

Sin salir del mundo de las dos ruedas, la bicicleta eF01, disponible como accesorio con el Peugeot 5008, destaca por su diseño contemporáneo y su vocación práctica. Dispone de un innovador sistema de plegado, surgido de las ingeniosas mentes del Peugeot Design Lab. Esta e-bike revolucionaria puede plegarse en sólo 10 segundos realizando tres sencillos movimientos en cualquier orden. Imposible hacerse un lío. Este compendio de estilo y espíritu práctico ha merecido ha llamado la atención del Observatorio Francés del Diseño, que le ha concedido una de sus prestigiosas “Estrellas de Oro”.

Para los amantes de una estética más clásica, el Peugeot Design Lab ha buceado en los archivos de una Marca mítica en el mundo del ciclismo, con 10 victorias en el Tour de Francia entre 1905 y 1977, para lanzar la gama Peugeot Legend, una apuesta “vintage” que recupera el estilo de unas bicicletas que han hecho historia, sin renunciar a las últimas innovaciones tecnológicas. Muestra de ello es el modelo eLC01, que conjuga un diseño que habría hecho las delicias de los grandes ases del ciclismo con el sistema de plegado ultrarrápido de la eF01 y un motor eléctrico que permite recorrer 30 Km a una velocidad de 20 Km/h.

Para las escapadas lejos de la ciudad, la bicicleta todoterreno con asistencia eléctrica eM02 FS Powertube es la precursora de la próxima generación de eBikes firmadas por la Marca del León. Su batería compacta, integrada en el cuadro, le confiere un estilo fluido y elegante. Polivalente gracias a su doble suspensión, es la compañera ideal en recorridos de montaña exigentes.

Su suspensión delantera y trasera y sus ruedas de 27,5 pulgadas garantizan confort y hacen que la superación de obstáculos sea más fácil. Su motor y su batería Bosch de 500 Wh proporcionan una autonomía de hasta 125 kilómetros. Esta bicicleta de montaña polivente con asistencia eléctrica se comercializará a partir de marzo. Presentada en el Salón de Ginebra junto al aventurero Peugeot Rifter 4×4 Concept, estará disponible en dos versiones desde 4.599 euros.