MISSION E: EL PRIMER DEPORTIVO ELÉCTRICO DE PORSCHE SE LLAMARÁ TAYCAN

El futuro de la movilidad está un paso más cerca. La producción en serie del primer Porsche completamente eléctrico se iniciará el próximo año. Mientras tanto, el vehículo recibe ahora su nombre oficial: el prototipo “Mission E”, denominación que se utiliza actualmente para describir la gama eléctrica de Porsche, se conocerá como Taycan. El nombre, que se puede traducir como “caballo joven enérgico”, hace referencia al corazón del escudo Porsche, que desde 1952 representa un corcel alzando las patas delanteras. “Nuestro nuevo deportivo eléctrico es sólido y fiable; es un coche que recorrerá largas distancias de forma consistente y simboliza la libertad”, explica Oliver Blume, Presidente del Consejo de Dirección de Porsche AG. El nombre oriental también significa el lanzamiento del primer deportivo eléctrico con el alma de un Porsche. La compañía de Stuttgart anuncia la denominación de su primer eléctrico puro de producción en serie como parte de la ceremonia de los “70 años de coches deportivos”.

El nuevo deportivo eléctrico, movido por dos motores síncronos de funcionamiento continuo (PSM) con una potencia superior a los 600 caballos (440 kW), acelera de 0 a 100 km/h en menos de 3,5 segundos y alcanza los 200 km/h antes de los doce segundos. Este rendimiento se suma a un nivel de potencia continuo que no tiene precedentes entre los automóviles eléctricos: se pueden hacer varias arrancadas consecutivas sin perder rendimiento y, además, su autonomía máxima supera los 500 kilómetros en el ciclo de homologación NEDC.

Nombres con un significado real

En Porsche, los nombres de los coches tienen normalmente una conexión concreta con el modelo correspondiente y sus características. Boxster describe la combinación del motor bóxer y el diseño roadster; Cayenne indica fiereza, Cayman es ágil e incisivo y el Panamera que es más que un Gran Turismo, tiene sus raíces en la famosa Carrera Panamericana de larga distancia. El nombre Macan está derivado de la palabra indonesia para designar al tigre, con connotaciones de flexibilidad, potencia, fascinación y dinamismo.