Automotive marketing hero

Sophia Calate Fuente INSTAGRAM

¿Qué se necesita para que una empresa de automóviles tenga éxito en las venta de sus vehículos?: un buen producto, sobre todo. Cuando el coche es atractivo y cuenta con un buen diseño eso lo convierte en deseable. El resto, un buen precio que se ajuste a una gran parte de la población que lo y una reputación que lo avale. Y no se necesita mucho más.

El antiguo y trágicamente denostado marketing mix ya nos hablaba de estos parámetros: precio y producto, pero nos añadía dos más: publicidad y distribución.

En el mundo del automóvil la distribución está más que inventada, desarrollada y es poco menos que incuestionable. La profesionalización, el nivel de diseño de los concesionarios y su labor están muy trabajados y son eficaces en un altísimo porcentaje. Pocas posibilidades de innovación quedan en este campo. Y por una sencilla razón: el cliente no desea ninguna innovación, porque no la ve necesaria. Incorporar aderezos, como la realidad virtual a la venta del automóvil, o cualquier otra tecnología de moda, no van a decantar la venta de un coche del lado del concesionario, todo lo más, le aportará un entretenimiento al supuesto cliente, pero no su venta.

Los coches hoy en día se parecen demasiado los unos a los otros, y aquellos que se salen de la corriente es porque su deportividad o lujo los alejan -por el precio- del bolsillo de la mayoría de las personas. Ni por motorización ni por equipamientos, los coches de hoy en día consiguen distanciarse del competidor, siendo su precio, las condiciones de venta y financiación lo que los distingue a unos de los otros.

¿Qué papel juega la publicidad?. Pues mucho y muy amplio. Dar a conocer ese producto, la constante repetición de mensaje (cuanto más mejor) lo hacen deseable. La calle es uno de los soportes publicitarios más baratos que existen. Si conseguimos que nuestro último modelo se vea circulando por las ciudades, conseguiremos una notoriedad altísima y una imagen de éxito en las ventas que es atrapada por el cerebro del consumidor.

Captura de pantalla 2018-11-03 a las 20.54.33.png

La publicidad es fundamental y la tradicional es la que realmente funciona. Y me refiero a la televisión. Si nos fijamos en las marcas y empresas que son nativas en internet: Wallapop, Zalando, Tripadvisor, Netflix, Booking.com, etc… usan la televisión, con campañas de anuncios y varias oleadas a lo largo del año, para conseguir la notoriedad que necesitan para crear una marca que perdure en el tiempo.

Captura de pantalla 2018-11-03 a las 20.59.11

Varias empresas de automóviles emplean a Héroes populares para publicitar sus nuevos modelos, algunos vía spot televisivo: Rafa Nadal (Kia), Mireia Belmonte (Hyundai),  Real Madrid y FC Barcelona (AUDI), María Sharapova (Porsche), Jurgen klopp (Opel), Javier Gómez Nota (Mitsubishi), etc. Todos ellos son héroes creados por sus historias de éxito, esfuerzo y superación y que tienen un punto en común; han sido narradas y visualizadas por el público en la televisión.

Las nuevas modas del marketing.

¿En qué posición queda el famosos marketing digital? ¿Es el marketing digital la panacea para conseguir ventas? ¿Se logran éxitos reales a través del marketing digital? Se puede demostrar?

Captura de pantalla 2018-11-03 a las 20.42.11

Twiteros, Instagramers, Facebookeros, Youtubers; comienzan a llegar y a ser llamados a las departamentos de marketing de las marcas de automóviles. Las canales son Facebook, Twitter, Instagram y Youtube, pero todo queda en manos de estos nuevos héroes desarrollados en modo digital al amparo de estas “mal llamadas” nuevas tecnologías. No sólo ellos están en estos canales; realmente son los héroes analógicos los que acumulan más seguidores en lo digital. (Cristiano Ronaldo acumula 297 millones de seguidores en sus cuentas de RRSS). Actrices y actores, modelos y modelas, deportistos y deportistas, celebrities en general, que ya eran famosos por una u otra razón, son líderes destacados en las Redes Sociales. Su fama les avala y sus ganas de seguir exponiéndose a través de estos nuevos medios de comunicación, pero en las que controlan todo aquello que quieren mostrar; y que les hace acumular seguidores a miles, de forma sencilla y rápidamente.

Pero muchos de ellos están saliendo a la superficie gracias a su “labor” en el “postureo” digital. ¿Quién no conoce ya al Rubius, que incluso ha llegado a protagonizar un spot de televisión para Fanta, o a Dulceida, que también ha hecho un spot para una marca de depilación femenina o a María Pombo, que conduce un Volvo por cortesía de la marca sueca? Los Youtubers Xuri Fenton, Sr. Zeta y Jorge Ramon Web son los protagonistas del relanzamiento de BIMBO para vender Pantera Rosa, Tigretón y Bony.

Captura de pantalla 2018-11-03 a las 20.42.30

La dispersión es tal, que es prácticamente imposible abarcar todos los rankings de influencers que se publican,  hacerles seguimiento y conocer al detalle su labor y éxitos.

La mala o buena noticia es que esta comunicación digital es global. Lo que significa que va a ser difícil justificar una acción con un/a digital hero desde un budget local, puesto que muchas de las visualizaciones pueden provenir de países que no son de nuestra competencia. Sólo la barrera del idioma, cada vez más superada, puede frenar esta tendencia multinacional.

La palabra héroe proviene del griego antiguo ἥρως (hērōs) y podía ser aplicado tanto a hombres como a mujeres ilustres. Generalmente es valiente, honesto, debe pensar en los demás, tener valores, ser seguro de sí mismo, y persigue sus objetivos sin importar los obstáculos. El Marketing Hero, algo más que un simple influencer en modo postureo.

Internet complicó mucho las cosas para los responsables de marketing de las marcas de coches, porque produjo una gran atomización de medios, canales y nuevos marketing heroes. Pero más lo complica para la avalancha de internet heroes que pretendan vivir de sus ingresos vía publicidad. Sólo sobrevivirán los más fuertes, los más creativos, los que ocupen un espacio único y los que consigan convertir su “postureo” en ventas.  El cortoplacismo se ha apoderado de las empresas y poco a poco van a a comenzar a exigir resultados medibles.

En el futuro se buscarán héroes que representen los valores de la empresa, pero que sean capaces de realizar hazañas que marquen a sus seguidores. Las marcas deberán ser el impulso que permita producir, distribuir y comunicar esas hazañas a sus clientes y futuros consumidores. El automóvil tiene en el marketing Heroe una oportunidad distinta y seria para aprovechar profesionalmente las Redes Sociales.