ABARTH CELEBRA SU 70 CUMPLEAÑOS EN 2019 CON LA NUEVA GAMA “70TH ANNIVERSARY”

Transformar lo ordinario en algo extraordinario para ofrecer los mejores productos en el segmento de los vehículos deportivos compactos. Esta es la misión de la marca con el logo del Escorpión, que siempre ha sido sinónimo de prestaciones y estilo italiano emblemático, y que el año pasado estableció un nuevo récord de ventas en Europa.
«Con casi 23.500 vehículos vendidos en Europa y un crecimiento del 36,5 %, Abarth estableció su récord de ventas el año pasado», afirmó Luca Napolitano, director de las marcas Fiat y Abarth para la región EMEA. «Los resultados fueron excelentes en muchos mercados, como el Reino Unido, donde se vendieron más de 5.600 vehículos con un crecimiento del 26,8 % que es un nuevo récord de ventas por derecho propio, y en España con 1.450 vehículos y un crecimiento del 26,6 %. Estoy muy orgulloso de estos resultados que demuestran la internacionalidad y el atractivo de la marca fuera de Italia y confirman que tenemos una gama que cumple perfectamente los requisitos de un target cada vez más amplio».

Además del récord de ventas, la legendaria marca está celebrando su 70 cumpleaños, siempre bajo el lema de las prestaciones y el estilo tanto para un uso a diario por las calles como en las carreras más duras. «El año pasado también fue de récord en el plano deportivo», continuó Luca Napolitano. «En su segunda temporada de carreras, el Abarth 124 rally dominó la clase R-GT con más de 40 victorias en 12 campeonatos nacionales y ganando el campeonato europeo R-GT y la Copa del Mundo FIA R-GT. Estos grandes resultados significan que celebraremos con orgullo el 70 aniversario de Abarth el próximo año».

190129_Abarth_70th_Anniversary_range_13Para celebrar estos récords y el aniversario como es debido, llegan las nuevas versiones Abarth «70th Anniversary» del Abarth 595 y del Abarth 124 spider. Todos los vehículos matriculados en 2019 lucirán el logo de celebración «70th Anniversary» creado especialmente al efecto, para hacerlos únicos y exclusivos. Las novedades se presentarán en la edición número 87 del Rally de Montecarlo, el rally más famoso y con más tradición del mundo. Los vehículos con el emblema del Escorpión han liderado este rally de Montecarlo, como en la memorable victoria de Walter Röhrl en 1980 al volante de un Abarth 131 Rally.

No es casualidad que las carreras siempre hayan sido un elemento esencial en la historia y en el presente de Abarth. El mundo de las carreras y de los rallyes es un exigente campo de prueba donde se ensayan todas las soluciones tecnológicas innovadoras en las condiciones más adversas antes de pasar a los modelos Abarth «de calle» para ofrecer lo mejor en términos de prestaciones, seguridad y fiabilidad. Esta es una prerrogativa de la que muy pocos fabricantes pueden presumir.

Nueva gama Abarth 595, prestaciones y estilo para el 70 aniversario
La nueva gama 595 se reconoce de inmediato por el logo «70th Anniversary» y representa la evolución del icono de la marca expresado por diferentes niveles de potencia, desde 145 a 180 CV, y motores Euro 6D-Temp, que responden a las necesidades de cada cliente. Las versiones Competizione y Turismo de la gama expresan las dos almas de Abarth: prestaciones la primera y estilo la segunda. El Abarth 595 Competizione con sus 180 CV está diseñado para los fanáticos de las prestaciones deportivas con una mentalidad de carreras sin adulterar. Ahora, para el «70th Anniversary», el 595 Competizione incluye de serie el innovador Uconnect con pantalla táctil de 7″ HD y Abarth Telemetry, preparado para Apple CarPlay y compatible con Android AutoTM*. Otros contenidos de serie característicos son el sistema de frenos Brembo, los asientos de carreras Sabelt y el escape Record Monza con una válvula activa controlada por un botón «Sport». Al pulsar el botón Sport se abre la válvula de escape y el ruido del motor se vuelve más profundo y agresivo. El conductor puede elegir el sonido del motor para una conducción tranquila o un rugido más fuerte, más deportivo y más tradicionalmente Abarth.

El Abarth 595 Turismo se ha diseñado para conductores que consideran que la comodidad es esencial incluso en un automóvil de altas prestaciones capaz de desarrollar 165 CV. Uno de los nuevos contenidos del «70th Anniversary» es la adopción de serie del Uconnect 7″ HD con navegador por satélite para una mayor comodidad al viajar, que está preparado para Apple CarPlay y es compatible con Android AutoTM. Por dentro, la tapicería de piel Abarth meticulosamente rematada es una combinación perfecta para el elegante estilo del Turismo. Todo mejorado con el nuevo Pack Urban, que incluye sensores de aparcamiento, sensor de lluvia y sensor de luz: contenidos destinados a hacer que la conducción diaria sea más fácil y menos estresante.

La gama continúa con la versión 595, que con sus 145 CV de potencia es el modelo de entrada de Abarth y ofrece todo el equipamiento de serie necesario para garantizar el disfrute y el placer de conducción típicos que se espera de la marca con el logo del Escorpión, como el volante de fondo plano con inserciones en forma de cruz.

Abarth 124 spider: el descapotable único en su segmento, nacido de la experiencia de las carreras.
El logo «70th Anniversary» también destacará en la carrocería del Abarth 124 spider, el 124 y el 124 Turismo. Con sus contenidos de serie especiales, los dos spider se han desarrollado en colaboración con el Abarth Racing Team y cada uno representa el máximo placer de conducción y dinamismo de un auténtico descapotable. El diferencial autoblocante mecánico, auténtica prerrogativa de los coches deportivos, es de serie en el Abarth 124 spider para mejorar las cualidades dinámicas y la personalidad de carreras del descapotable con el emblema del Escorpión. El peso se concentra entre los ejes y el motor se instala detrás del eje delantero para garantizar una agilidad óptima y una sensación de conducción superior. La mecánica precisa y el uso de materiales especiales han reducido el peso a solo 1060 kg, para una relación peso/potencia de 6,2 kg/CV. Además, la distribución óptima del peso garantiza una respuesta natural y excelente. Bajo el capó palpita un potente y fiable motor 1.4 turboalimentado de cuatro cilindros con tecnología MultiAir. Desarrolla 170 CV (alrededor de 124 CV por litro) y 250 Nm de par. Tiene una velocidad máxima de 232 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos. Además, dado que el sonido del motor es un elemento fundamental de todos los automóviles Abarth, el equipamiento de serie incluye el escape Record Monza con sistema Dual Mode que modifica la trayectoria de los gases de escape según la presión, garantizando el par lineal y el suministro de potencia, generando un rugido profundo y gratificante al mismo tiempo. La suspensión es de cuadrilátero alto delante y multilink de cinco brazos detrás. La configuración está calibrada para aumentar la estabilidad en curva y al frenar, y el sistema de dirección asistida cuenta con una calibración deportiva específica.

El Abarth 124 spider también está equipado con una serie de dispositivos de seguridad avanzada, tanto activa como pasiva, que incluyen ABS con EBD (este último distribuye la fuerza de frenado entre los ejes delantero y trasero para minimizar la distancia de frenado y garantizar la actitud correcta en todas las condiciones de carga) y ESC para un control óptimo del vehículo en todas las condiciones de marcha, especialmente en las más extremas. El funcionamiento del ESC se puede minimizar o desactivar por completo cuando se conduce en un circuito de carreras para aprovechar al máximo el equilibrio excepcional y las capacidades dinámicas del Abarth 124 spider.

Por dentro, el vehículo cuenta con asientos de piel cómodos y envolventes que mantienen al conductor en la posición ideal, tan baja y echada hacia atrás como sea posible, para poder percibir todos los movimientos laterales del coche. Además, los controles se ajustan perfectamente a la configuración deportiva del automóvil: la posición de los pedales, el volante vertical y la palanca de cambios corta transmiten una experiencia de conducción apasionante. El salpicadero cuenta con un gran tacómetro con fondo rojo dispuesto en posición central frente al conductor y un sistema de arranque sin llave.

Todo se completa con la excelente insonorización que proporciona el parabrisas y la ventanilla trasera, que amortiguan el ruido, y la capota blanda de doble capa que se puede abrir y cerrar en pocos segundos con una mano desde el asiento del conductor.

Finalmente, la paleta de colores incluye los tonos «Blanco Turini 1975» y «Rojo Costa Brava 1972» y los colores metalizados «Negro San Marino 1972», «Azul Hessen 1972» y «Gris Alpi Orientali 1974». Los nombres se han elegido para evocar las victorias de la marca en las carreras de rallies.

1949-2019: fechas clave en la historia de Abarth.
La leyenda del emblema del Escorpión comenzó el 31 de marzo de 1949 cuando Carlo Abarth (1908-1979) fundó Abarth & C. junto con el piloto Guido Scagliarini. El primer vehículo producido fue el 204 A Roadster, basado en el Fiat 1100, que inmediatamente ganó el campeonato deportivo italiano 1100 y el título de Fórmula 2. Desde entonces, la historia de Abarth ha estado llena de récords de carreras e industriales, siempre con el espíritu del fundador combinando prestaciones máximas, cuidado artesanal y evolución técnica constante.

En realidad, la carrera de Carlo Abarth comenzó con las motocicletas, no con los coches. A la edad de veinte años, acumuló sus primeras victorias como piloto en una Motor Thun y al año siguiente construyó su primera moto personalizada bajo la marca Abarth. Desafortunadamente, durante una carrera en Linz, un accidente lo obligó a abandonar las motos. Siguió compitiendo con sidecares, un vehículo que él hizo famoso debido a sus grandes hazañas, como la carrera contra el tren Orient Express, que ganó, por supuesto. Un segundo grave accidente en 1939 lo obligó a abandonar por completo las carreras. Esto marcó un nuevo comienzo para Carlo Abarth. En 1945, se mudó a Merano y se convirtió en ciudadano italiano a todos los efectos. Luego, después de una breve experiencia en Cisitalia, fundó Abarth & C. en 1949 y tuvo la intuición de complementar las actividades de carreras con la producción de su famoso kit de personalización para vehículos de producción en masa, aumentando su potencia, velocidad y aceleración. Los componentes a destacar del kit eran los tubos de escape que con el paso de los años se han convertido en un auténtico icono del «estilo Abarth». En unos pocos años, Abarth & C. alcanzó niveles globales: en 1962, con una plantilla de 375 personas, produjo 257.000 tubos de escape, el 65 % de los cuales destinados a mercados de exportación.

Su máximo apogeo llegó a finales de los años cincuenta y en los sesenta. ¿Un ejemplo? Con un Fiat Abarth 750 diseñado por Bertone en 1956, la marca batió el récord de resistencia y velocidad: el 18 de junio, en el circuito de Monza, batió el récord de 24 horas cubriendo 3743 km a una velocidad media de 155 km/h. Luego, del 27 al 29 de junio en el mismo circuito, acumuló varios récords: los 5000 y 10.000 km, las 5000 millas y también las 48 y 72 horas. El mismo vehículo fue diseñado por Zagato en dos versiones diferentes: el Fiat Abarth 750 Zagato (1956) y el Fiat Abarth 750 GT Zagato (1956). La fama del automóvil llegó a oídos de Franklin Delano Roosevelt Jr., hijo del presidente de los EE. UU., quien partió de inmediato hacia Italia para firmar personalmente un contrato de exclusividad con Abarth para la distribución de estos vehículos.
En 1958, Abarth completó una verdadera obra de arte con el nuevo Fiat 500, transformando completamente el pequeño vehículo utilitario y mejorando su potencial al máximo. Ese mismo año, la marca intensificó su colaboración con Fiat, ya que Fiat se comprometió a otorgar premios en metálico a Abarth dependiendo del número de victorias y récords que el equipo lograra obtener, lo que sentó las bases de la impresionante racha ganadora que estaba por venir: 10 récords mundiales, 133 récords internacionales, más de 10.000 victorias en circuito. La leyenda continuó creciendo más y más, convirtiéndose en una marca muy conocida. La década de los sesenta fue la década de oro para Abarth. «Abarth» se convirtió en sinónimo de velocidad, valor, prestaciones y desarrollo. Y la lista de vehículos que grabaron el nombre de Abarth en la historia del automovilismo es larga: desde el 850 TC, que salió victorioso en todos los circuitos internacionales, incluido Nürburgring, hasta el Fiat Abarth «1000 Berlina» y el 2300 S que obtuvieron una serie extraordinaria de récords en el circuito de Monza a pesar de las duras condiciones climáticas.

En 1971, Fiat Auto se convirtió en la única propietaria de Abarth, y el último vehículo en el que el fundador participó activamente en el diseño fue el A112 Abarth. Durante la década de los ochenta, la historia siguió forjándose con coches famosos, como el Fiat 131 Abarth, campeón mundial de rallyes, y el Ritmo Abarth.

Lamentablemente, Carlo Abarth falleció el 24 de octubre de 1979 bajo el signo del Escorpión, al igual que en su nacimiento que inspiró el emblema que lucían sus vehículos.

El pasado glorioso revivió nuevamente en 2008 cuando se relanzó la marca con una nueva gama creada para entusiastas de los deportes de motor, como el Abarth Grande Punto (2007) y el Abarth 500 (2008), además de kits de puesta a punto para cada automóvil y las versiones de carreras del Abarth Grande Punto Rally Super 2000 y Abarth 500 Assetto Corse. Desde entonces, se han lanzado continuamente nuevos modelos: el Abarth 695 Tributo Ferrari (2010), el Abarth 595 Yamaha Factory Racing (2015), el Abarth 695 Biposto Record (2015), el Abarth 695 Rivale (2017), el Abarth 124 spider, el Abarth 124 rally (ambos lanzados en 2016), el Abarth 124 GT y la nueva gama Abarth 595 (ambos introducidos en 2018). Y hoy la leyenda continúa con la nueva gama Abarth «70th Anniversary».

Anuncios