EL PRIMER SUV DE ASTON MARTIN YA SE ENCUENTRA EN LAS ÚLTIMAS ETAPAS DE DESARROLLO

Con la presentación de DBX cada vez más cerca, el primer SUV de Aston Martin ha entrado en las etapas finales del sistema de pruebas. La marca británica ya puede dejar ver el corazón palpitante del producto más versátil de su ilustre historia.

Con una extensa evaluación de conducción diaria en un entorno real y una evaluación de alto rendimiento que se lleva a cabo en ubicaciones de todo el mundo, incluidos los dos centros de ingeniería clave de la marca en Silverstone, Reino Unido, y en Nürburgring, Alemania, el equipo del ingeniero jefe, Matt Becker, ha centrado su trabajo en garantizar la amplia capacidad dinámica requerida en el DBX.

Durante las pruebas de resistencia en el exigente circuito de carreras de Nürburgring, el DBX ha conseguido alcanzar velocidades en curvas a la altura del deportivo Vantage, al mismo tiempo que ha registrado unas cifras de frenado superiores a las de la Super GT de Nürburgring o el Superleggera DBS. Esta brutal combinación de rendimiento ha hecho que el equipo de ingenieros de Aston Martin consiga tiempos por debajo de los 8 minutos.

DBX presentará un V8 de 4.0 litros biturbo, optimizado para ofrecer la emoción de un GT moderno. Aunque ya podemos ver este motor en los actuales deportivos Vantage y DB11, el motor V8 del DBX supera las espectativas de rendimiento de estos modelos con motor V8 que proporcionan 550 CV y 700 Nm de par.

Las cifras conseguidas de máxima velocidad y aceleración se han establecido en las últimas fases del proceso de prueba y ya han demostrado que el DBX excede repetidamente los 289,682 kilómetros por hora (180mph).

La acústica del DBX también ha sido mejorado. Con un enfoque en la creación de una acústica más amplia y sólida, el sistema de escape ha sido ajustado para reflejar unos graves profundos con tonos medios crecientes, creando una verdadera euforia auditiva, especialmente en los modos de conducción deportiva.

El programa de pruebas de DBX continúa a buen ritmo, el Ingeniero Jefe de Aston Martin, Matt Becker, ha destacado el increíble rendimiento del SUV: “Hemos centrado el trabajo en asegurarnos de que la calibración y el ajuste de este V8 de doble turbo de 4.0 litros ofrezca tanto la facilidad de uso, como el refinamiento que esperan los usuarios de SUV. Sin embargo, también nos hemos concentrado en equipararlo con la atractiva dinámica de conducción que ofrece nuestra marca y que es inherente a cada Aston Martin. En este sentido, las primeras indicaciones del rendimiento general del coche han sido increíblemente prometedoras.”

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Becker también ha querido resaltar la importancia del trabajo de los próximos meses, previos a la presentación del modelo: “Los próximos meses serán extremadamente importantes para nosotros, ya que seguiremos perfeccionando las certificaciones del sistema de propulsión y la dinámica de configuración, lo que nos ayudará a convertir a este SUV en el más emocionante del mercado”.

El Aston Martin DBX se presentará este diciembre.

Anuncios