La cerámica de Talavera nombrada patrimonio inmaterial de la humanidad

La Unesco ha incluido en la lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad la candidatura compartida por las cerámicas de estilo talaverano de Talavera de la Reina y Puente del Arzobispo. Es el reconocimiento a una tradición asentada desde hace seis siglos y que mantiene todavía más de 40 talleres en estas dos ciudades. Esto supone la protección de una actividad artesanal que ha perpetuado los procesos técnicos y creativos originales.

Los talleres talaveranos mantienen hoy en día su propia identidad, mismas formas, decoraciones, coloridos y barnices, que da lugar a piezas únicas. El origen de la cerámica talaverana tiene su origen en el estilo oriental, que llega por Lisboa, y el Renacimiento europeo. Será la corte de Felipe II  la que solicita grandes encargos para la decoración del Escorial, el Alcázar de Madrid o El Pardo, con azulejos para conventos, iglesias o palacios de la nobleza. Junto a la azulejería se desarrolló la loza para vajillas de mesa y de esta manera la cerámica llegó, más allá de Palacio, a las clases populares.

La cerámica de Talavera de la Reina es muy reconocible por sus colores: azul, amarillo, anaranjado, negruzco, verde, antimonio, hierro, manganeso y cobre.

 

Anuncios