Los concesionarios de la Comunidad de Madrid pueden abrir desde el lunes 18 de mayo, sin límite de metros cuadrados, pero con cita previa

Llega el momento de poner en marcha la actividad comercial para atender a los clientes que quieran adquirir un vehículo nuevo y AMDA, la Asociación Madrileña de Distribuidores de Automóviles, se reactiva en la Comunidad de Madrid con todas las garantías sanitarias. Tras la publicación en el BOE del sábado pasado, 16 de mayo se autoriza la apertura de los concesionarios de automóviles para la actividad de ventas, tanto a los que se encuentran en fase 1 como en la fase 0. No obstante, la autorización viene acompañada de acotaciones: desaparece el límite de 400 metros de la sala de exposición y ventas que se había impuesto anteriormente; la recepción de clientes deberá efectuarse con cita previa; sólo un cliente por trabajador, no podrá haber zona de espera en el interior; deberá haber dispensadores de geles hidroalcohólicos a disposición de los visitantes; atención individualizada a los clientes con separación física de dos metros o un metro si se cuenta con mostradores o mamparas de separación y deberá haber un horario de atención preferente para mayores de 65 años.

hand-disinfection-4954840_1920

En cuanto a las disposiciones referentes a los empleados, el BOE determina que “habrá que disponer de equipos de protección individual, geles hidroalcohólicos y mascarillas, que serán de uso obligatorio si no se garantiza la distancia de dos metros”. También se contempla impartir formación para el correcto uso de este material por los trabajadores.

washing-hands-4940196_1920

El Boletín Oficial de Estado también establece la obligatoriedad de la limpieza y desinfección de las instalaciones, al menos dos veces al día y que una de ellas tendrá que ser realizada al finalizar la jornada, siendo de libre elección en qué momento se lleva a cabo la primera de ellas. Será obligatorio el uso de desinfectantes con actividad virucida o disoluciones de lejía, en la proporción 1/1.5 litros. Además, serán obligatorias la limpieza y desinfección de los puestos de trabajo en cada cambio de turno y disponer de papeleras, que se deberán limpiar al menos una vez al día. Por último, los aseos no podrán ser utilizados por los clientes, salvo en caso de estricta necesidad, en cuyo caso se tendrá que realizar una limpieza inmediata de sanitarios, grifos y pomos de puerta.

“Estamos preparados y muy entusiasmados con la inminente apertura de nuestros establecimientos. Todos nuestros esfuerzos se van a enfocar en ofrecer las máximas garantías sanitarias a nuestros visitantes y empleados. Los clientes de los concesionarios de Madrid podrán sentirse protegidos en nuestras instalaciones, no repararemos en esfuerzos para que así sea”, comenta Carlos Bustillo, Presidente de AMDA.

Anuncios