La tecnología de Komodore se convierte en la principal aliada para cumplir con las medidas de seguridad en los alquileres turísticos

 Empezamos la fase de desescalada en España, y el sector turístico, además de ser uno de los más afectados por la pandemia mundial, tendrá la dificultad añadida de aplicar estrictas medidas para poder reabrir sus puertas. La revisión de los procesos y la adaptación tecnológica serán la clave para reactivar el sector. Startups como Komodore, que ofrece un solución para automatizar el proceso completo del check-in a través del móvil para alojamientos turísticos, se plantean como una solución para ayudar a poner en marcha este motor de la economía.

En el reto de buscar alternativas para la vuelta a la actividad, las autoridades se articulan para encontrar soluciones que se apliquen de forma homogénea a los establecimientos. El foco se ha puesto en un protocolo de medidas de seguridad y distanciamiento social.

El Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) ha publicado esta semana el Proyecto Nacional de Especificaciones Técnicas y Sello de Garantía para la Prevención del COVID-19. Han elaborado junto a la Confederación Española de Hoteles y Apartamentos Turísticos (CEHAT) y las organizaciones sectoriales un manual con recomendaciones y directrices específicas para hoteles y apartamentos turísticos. 

Las empresas están buscando soluciones para implementar todas esas medidas y es en este momento, como en muchos otros sectores, cuando la tecnología se ha alzado como aliado estratégico. Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana, y profesionales del sector como Javier Vallés, director general de SH hoteles, ya han apuntado que habrá que apostar completamente por el check-in móvil como solución al distanciamiento social. 

En el mercado ya se pueden encontrar soluciones tecnológicas que garanticen la continuidad de los negocios del alquiler vacacional adaptándose a las nuevas exigencias. Como Komodore, una startup apoyada por la aceleradora Lanzadera – perteneciente a Marina de Empresas e impulsada por Juan Roig – que ofrece una aplicación móvil que automatiza el proceso del check-in permitiendo el contacto cero en los alojamientos turísticos.

Este software proporciona a los propietarios la posibilidad de gestionar los apartamentos de forma totalmente telemática: los huéspedes pueden acceder a la vivienda abriendo las puertas con la app móvil, sin necesidad de entrega de llaves. El registro de viajeros se completa a través de la app y se envía a las autoridades automáticamente. Los viajeros pueden disponer también de un manual de instrucciones de la propiedad y comunicarse con el gestor para cualquier consulta. Además, permite la reserva de experiencias y el acceso a un mapa interactivo con los principales puntos de interés del área donde se alojan.

“Las solicitudes se han triplicado desde la crisis del COVID” explica el CEO de Komodore, Miguel Escobar. Esta herramienta tecnológica también posibilita la comunicación con los huéspedes a través de la app para evitar cualquier tipo de interacción física. «La comunicación con los viajeros va a ser todavía más importante en el mundo post coronavirus para transmitir seguridad y profesionalidad. En este sentido será necesario mantener bien informados a los clientes sobre los procesos de limpieza que se están usando y cuáles son las alternativas de check-in que se ofrecen” añade Escobar.

Miguel Escobar_CEO de Komodore 

“Sin duda la temporada que se avecina será un gran reto para el turismo, uno de los pilares de la economía en España y estamos encantados de que la solución tecnológica que ofrecemos desde Komodore pueda suponer una más pronta incorporación de los alojamientos al mercado”, concluye el CEO de Komodore.