Menorca Binibeca by Pierre & Vacances Premium, el destino Adults Only perfecto para unas vacaciones de ensueño

Ubicado en un entorno exclusivo, al sureste de la isla, en la cala de Binibeca y en la parte superior de un acantilado, el complejo cuenta además con unas impresionantes vistas al mar y a una de las zonas con más encanto de la costa menorquina.

Disfrutar de un profundo y reparador descanso, dormir hasta que el cuerpo diga basta y despertar con el sonido del mar de fondo. Todo esto es posible en este tranquilo establecimiento recomendado solo para adultos, el lugar ideal donde olvidarse del trabajo, las responsabilidades y las ataduras del día a día. Sus habitaciones y suites, algunas con vistas al mar, así como sus tres piscinashacen de este lugar un verdadero oasis donde disfrutar al cien por cien de una experiencia hedonista. Y es que ¿qué hay más importante que mimarse a uno mismo?

Jacuzzi suite Menorca Binibeca

La gastronomía también juega un papel muy importante y es que los huéspedes podrán disfrutar de una amplia oferta gastronómica y de proximidad, en cualquiera de sus 2 restaurantes, que les conducirá por un viaje a través de la gastronomía local. Todo ello, con unas instalaciones adaptadas a la a las normativas más estrictas en cuanto a limpieza, higiene y seguridad, siguiendo todos los protocolos avalados por HS Consulting y de acuerdo con los requisitos y recomendaciones del gobierno y las autoridades sanitarias, creando entornos fiables que mantienen la misma esencia del grupo.

Vista Menorca Binibeca

Dada su privilegiada ubicación, cerca del mar y de la montaña, el conjunto de apartamentos ofrece la posibilidad de realizar numerosas actividades al aire libre, como excursiones y senderismo, para aquellos amantes de la naturaleza. Además, al encontrarse a 1 km de la playa, es ideal para aquellos que quieren disfrutar del mar, ya sea sumergiéndose en las cálidas aguas del mediterráneo para practicar buceo o navegando en un barco de vela. Su cercanía al pueblo pesquero de Binibeca también ofrece la posibilidad de perderse entre sus imposibles callejuelas, donde la luz se cuela por todos los rincones yendo a parar siempre al mar. Todo esto convierte Menorca Binibeca en una opción perfecta para desconectar, en pareja, amigos o simplemente en solitario, y disfrutar de la maravillosa isla de Menorca.