Black Bowmore DB5 1964, el whisky de Aston Martin

El whisky escocés Bowmore® Islay Single Malt y Aston Martin han anunciado hoy su primera colaboración: Black Bowmore DB5 1964. Un concepto llamativo que une un whisky icónico y un coche legendario a partes iguales en una misma botella.

C_1.2_Black_Bowmore_DB5_Bottle_Front_Cut_Out

Con sólo 25 unidades a la venta, este excepcional Black Bowmore DB5 1964 es la celebración del momento; un punto definitivo en la historia, tanto para Bowmore como para Aston Martin. También es una conmemoración de los valores y pasiones compartidos, que muestran una gran innovación e ingeniosidad.

 

Una obra maestra realmente inspiradora; este recipiente único, hecho a mano, alberga un toque único de malta igualmente excepcional, Black Bowmore. Inspirado en el pasado, pero realmente impresionante en el mundo de hoy.  La importancia de 1964 es primordial.  Esto representa una verdadera definición de la era de la evolución tanto para Bowmore como para Aston Martin.

 

Para Bowmore, 1964 es, probablemente, uno de los puntos más significativos en los 240 años de historia de la destilería. La llegada de una nueva caldera hizo entrar a la destilería en la era moderna de la destilación, ya que los fuegos de carbón dieron paso al vapor para calentar los alambiques. Fue la primera destilación de esta nueva caldera, la que produjo el espíritu en el que se convertiría el icónico Black Bowmore; un toque de malta único sublimemente rico y decadente, reflejado en una profunda oscuridad impresionante.

Destilado por primera vez el 5 de noviembre de 1964, con el paso del tiempo, Black Bowmore se ha convertido en uno de los whiskies de malta más raros y solicitados que se han creado. Este último lanzamiento, representa sólo la sexta botella de este exquisito malta. Desde 1993, sólo se han puesto a disposición unas seis mil botellas de Black Bowmore, lo que aumenta el atractivo de este icónico whisky.

Para Aston Martin, también fue la época de su coche más icónico. Lanzado en 1963 con gran éxito, el Aston Martin DB5 es ahora considerado como «el coche más famoso del mundo», entre otras cosas, por su relación en 1964 con el agente secreto más famoso del mundo.

En su debut, Aston Martin DB5 representó una sutil pero importante evolución con respecto a su predecesor inmediato, DB4 Serie 5, entre otras cosas, por el aumento de la capacidad del motor a 4,0 litros. Esto, por supuesto, convirtió a DB5 en una berlina deportiva que, combinada con su excepcional estilo, le ayudó a erigirse como uno de los coches deportivos más deseados y admirados de su generación. Sir David Brown, el entonces propietario del Aston Martin Lagonda y el hombre que puso sus iniciales al linaje de los DB, dijo sobre el coche: «Creo que el carácter esencial de DB5 y su capacidad de funcionar perfectamente en todas las condiciones, es lo que hace que este coche sea tan intensamente satisfactorio de poseer». Es esta implacable búsqueda de poder con propósito lo que todavía hoy ayuda a definir el atractivo de Aston Martin.

Siguiendo con el compromiso de la verdadera artesanía, la botella del Black Bowmore DB5 está hecha a mano por Glasstorm, un estudio de vidrio contemporáneo a medida, con sede en el noreste de Escocia. Con más de 50 años de experiencia en el diseño de la escultura y la creación de vidrio, cada botella tardó hasta una semana en completarse, lo que refleja el continuo proceso de atención a los detalles y la habilidad que define esta colaboración.

Black Bowmore DB5 1964 se presenta en una caja hecha a mano; en sí misma una obra de arte. Inspirada en la casa de la costa de la destilería, el color azul oscuro y el relieve de las olas evocan el verdadero sentido del lugar. Aston Martin DB5 queda reflejado por  la mejor piel de becerro de grano de cuerda, con un cierre y bisagras de latón macizo a medida y chapada con níquel.

A_17.1_Black_Bowmore_DB5_Book_Spread_Map_1