La versión con parabrisas del exclusivo McLaren Elva entra en producción

El fabricante de supercoches de lujo McLaren Automotive iniciará en breve la producción de la versión con parabrisas de su roadster Elva. Diseñado para los clientes que prefieren tener una pantalla física en lugar de la barrera de aire que proporciona el Sistema de Gestión Activa del Aire (AAMS), así como para cumplir con los requisitos legales en algunos estados de EE.UU., la variante con parabrisas -que será una de las más raras de McLaren- se desvela hoy al completo por primera vez, con imágenes del prototipo.

Aunque ha contado con su propio programa de ingeniería para optimizar el rendimiento aerodinámico y dinámico, el Elva con parabrisas comparte todos los valores y el rendimiento del coche original: no tiene techo, ventanas laterales ni parabrisas trasero, lo que, combinado con un peso mínimo en seco de menos de 1.300 kg* y un motor central de 815CV, V8 de 4,0 litros con doble turbocompresor, ofrece lo último en euforia para el conductor.

El Elva sin parabrisas es el coche de calle más ligero de la historia de McLaren Automotive y el objetivo de la versión con parabrisas es ser sólo 20 kg* más pesado, incluso con la inclusión de limpiaparabrisas con sensor de lluvia sincronizado electrónicamente, chorros de agua y parasoles, así como, por supuesto, el parabrisas térmico de cristal dentro de un marco de fibra de carbono. El sistema de gestión activa del aire (AAMS) se ha suprimido, ya que no tiene ninguna función en el coche con parabrisas.

La aceleración en ambas versiones es comparable a la de un McLaren Senna, ya que el modelo sin parabrisas alcanza los 100 km/h desde parado en 2,8 segundos* y llega de 0 a 200 km/h en 6,8 segundos*. Las prestaciones dinámicas y la rigidez del vehículo también permanecen inalteradas con respecto al coche sin parabrisas, al igual que la experiencia de conducción. El parabrisas, que es un elemento fijo, ofrece una mayor protección, pero no reduce en absoluto los niveles de emoción.

El Elva vincula la herencia de McLaren a su presente y su futuro con un nombre y un estilo que recuerdan a los coches de competición McLaren-Elva de los años 60. Éstos fueron los primeros deportivos diseñados y pilotados por Bruce McLaren y la empresa que fundó, y el Elva de hoy se ha creado para evocar el espíritu de disfrute de conducción que simbolizan estos coches

 

 

Creados como homenaje a los legendarios coches de competición de Bruce McLaren, la decoración Azul Casa Satinado en el prototipo con parabrisas de la foto ha captado la imaginación de los propietarios del Elva. La demanda de este tipo de personalizaciones realizadas por McLaren Special Operations (MSO) ha dado lugar a una serie de coches espectaculares y únicos que destacan incluso entre los McLaren más raros: no se especificarán más de 149 ejemplares del Elva y se construirán por encargo de los clientes.

Los primeros ejemplares del Elva con parabrisas se entregarán a los clientes a finales de este año, tras su personalización por parte de McLaren Special Operations.