She is Carmen!!!!

Hispano Suiza Carmen representa la excelencia tecnológica, las altas prestaciones y el lujo elevado a su máxima potencia. En definitiva, es el vehículo más avanzado jamás creado en nuestro país. Un modelo de tal calado debía llevar el nombre de una figura clave en la historia de la marca: Carmen Mateu. Un homenaje a la persecución de los sueños, al infinito amor por la cultura y el arte, y a la promoción del talento y de nuestra tierra dentro y fuera de nuestras fronteras.

El renacer de la marca Hispano Suiza lleva el nombre de “Carmen”, una elección que no es fruto de una casualidad o el azar, sino todo lo contrario, es un nombre que encarna perfectamente lo que representa la compañía y su producto. Carmen Mateu Quintana nació el 21 de febrero de 1936 en Barcelona, era hija de Miguel Mateu i Pla, quien entre otras muchas otras labores fue alcalde de Barcelona, presidente de La Caixa y Embajador en Paris. Miguel, a su vez, era hijo de Damián Mateu, empresario de éxito, que en 1904 fundó Hispano Suiza junto a Marc Birkigt.

Carmen vivió el final de la primera era de Hispano Suiza, una marca a la que guardaba un gran cariño y que revolucionó la incipiente industria del automóvil en nuestro país, construyendo más de 12.000 automóviles de lujo entre 1904 y 1946. La familia también poseía desde 1923 el Castillo de Peralada (Peralada, Girona), una imponente construcción del siglo XIV, antiguo centro del condado de Perelada y hoy sede del Grup Peralada, que capitanea la familia Suqué Mateu. Rodeado por inmensos jardines de casi 77.000 metros cuadrados, diseñados por el arquitecto François Duvilliers, y flanqueado por dos torres del siglo XIV, en su interior se encuentra almacenada una majestuosa colección de libros, cerámicas y obras de arte.

Con una herencia como esta, no es de extrañar que Carmen se contagiara de una incalculable pasión por la música, la cultura y el arte. Recibió una formación especializada en arte y decoración, y a ello se dedicó durante toda su vida. En 1957 se casó con el empresario Arturo Suqué y a la postre presidente del Grup Peralada, dentro del que se encuentran las empresas controladas por la familia, como la propia Hispano Suiza.

Impulsada por su amor por la música y el espectáculo, Carmen y su esposo pusieron en marcha en 1987 el Festival de Peralada, celebrado desde entonces en el entorno del Castillo de Peralada y que se ha convertido en una referencia tanto nacional como internacional. Las noches de julio y agosto gozan, desde hace más de 30 años, de un tinte cultural con representaciones de ópera, conciertos sinfónicos, de jazz, danza o música pop que han llevado al Festival Castell de Peralada a formar parte desde 1992 de la Asociación Europea de Festivales. Asimismo, desde finales de 2010 es miembro de Opera Europa.

Por el escenario del Castillo de Peralada han pasado artistas de la talla de Montserrat Caballé, Ainhoa Arteta, Plácido Domingo, Josep Carreras, Alfredo Kraus, Paco de Lucía, Joaquín Cortés, Antonio Canales, Sara Baras, Miguel Bosé, Miguel Poveda, Alejandro Sanz o Joan Manuel Serrat, quien en 2011 ofreció un emotivo concierto sinfónico para conmemorar el 25 aniversario del Festival. Entre las obras representadas se encuentran algunas tan famosas como Turandot y La Bohème, de Puccini; la Traviata, de Verdi; o Don Giovanni, de Mozart. El Festival de Peralada celebra este verano la 35 edición con un gran cartel.

Doña Carmen Mateu se estableció a lo largo de su vida como una impulsora de las artes musicales, prosiguiendo de esta forma con el legado familiar y con el amor y la pasión por la música y el arte que su padre le había inculcado desde Peralada, esta pequeña localidad de tan solo 1.800 habitantes, hoy convertida en referencia artística internacional. “Mi padre nos dejó Peralada como legado. A él le gustaba mucho la música y el arte y hemos querido transformar este lugar en un espacio magnifico para la cultura y para organizar un Festival Internacional de Música y Danza, fuera de la ciudad, para que el público pueda venir a disfrutar en medios de los jardines de Peralada”, dijo en una de las pocas entrevistas que concedió en su vida, con motivo del 25 aniversario de su amado Festival.

Cuando falleció, en 2018, la XXXII edición del Festival Castell de Peralada dedicó en su honor una representación del Réquiem de Verdi, a cargo de la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Cataluña. A lo largo de su vida, Carmen Mateu recibió numerosos reconocimientos, entre ellos la Medalla de Oro del Cercle del Liceu, la Creu de Sant Jordi o la Medalla de Oro del Mérito a las Bellas Artes.

Su legado vive en cada Hispano Suiza

La figura de Carmen sigue muy presente en la nueva etapa de Hispano Suiza. Ella y su marido se encargaron de transmitir a sus tres hijos – Miguel, Isabel y Javier – los valores de la familia. Al igual que Carmen quiso convertir a Peralada en una referencia musical, con la representación de las mejores obras y la actuación de los mejores artistas, hoy es Hispano Suiza quien eleva el lujo, las prestaciones y la excelencia a un nivel superior, con el objetivo de volver a emocionar a los grandes amantes del automóvil.

Carmen Mateu, al igual que el resto de la familia, mantuvo el incesante deseo de devolver a la vida Hispano Suiza. Fue presidenta de la compañía entre 1972 – tras la muerte de su padre, Miquel Mateu i Pla – y el año 2000, cuando cedió la presidencia a su hijo, Miguel Suqué Mateu, quien capitanea en la actualidad la empresa.

Casi dos décadas más tarde, nació una nueva Hispano Suiza para revolucionar la industria del automóvil, adaptada a las nuevas tecnologías y con los vehículos más avanzados del mundo.

“Hispano Suiza es la única marca que hoy en día sigue en manos de una familia. Durante cuatro generaciones hemos preservado la marca Hispano Suiza, que está estrechamente ligada con la familia Suqué Mateu”, declara Miguel Suqué Mateu, presidente de Hispano Suiza, hijo de Carmen Mateu y Artur Suqué y bisnieto de Damián Mateu, fundador de la marca.

“El nombre de Carmen es un homenaje a nuestra madre. Cuando debatíamos qué nombre poner al vehículo, surgió la idea de que fuese Carmen y a la familia nos encantó. Ella siempre me decía que quería ver de nuevo un Hispano Suiza por las calles, y estoy seguro de que ahora estará orgullosa de ello. La firma que se encuentra en la parte trasera del vehículo es su firma original”.

En marzo de 2019 se presentó en el Salón del Automóvil de Ginebra el nuevo vehículo con el que la marca regresó a la vida: Carmen, un hiperdeportivo eléctrico de 1.019 CV de potencia con diseño atemporal y que se ha diseñado, desarrollado y fabricado en Barcelona, del que solo se producirán 19 unidades. Cinco de ellas serán en su versión más extrema, llamada Carmen Boulogne, que eleva su potencia hasta los 1.114 CV. Se trata de un digno homenaje a la figura de una mujer que puso todo su empeño en mantener en lo más alto el legado de la familia, con elegancia y honor, y que cumplió el sueño de compartir su pasión con el resto del mundo.